Demanda ayuntamiento de Guanajuato a empresario al que le "rentó" momias

miércoles, 29 de junio de 2011
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Un controvertido contrato para concesionar la exhibición de 36 momias de Guanajuato en museos de Estados Unidos que celebraron integrantes del ayuntamiento del trienio pasado -que encabezó el panista Eduardo Romero Hicks- con un promotor particular, se ha convertido en un dolor de cabeza para el actual gobierno priista, que inició un proceso judicial por incumplimiento en contra del empresario. El promotor Manuel Hernández Berlín no ha pagado al gobierno municipal 3.2 millones de pesos estipulados en el contrato. Por el contrario, entregó en dos ocasiones cheques sin fondos por la cantidad requerida, además de que ofreció un bien inmueble para garantizar que cubriría el adeudo, mismo que dos días antes había puesto a nombre de su esposa. Las 36 momias se encuentran en Dallas, Texas, supuestamente en el recinto del West End en una exhibición que está programada para los próximos dos meses. Sin embargo, el ayuntamiento autorizó el viaje de uno de los regidores para corroborar directamente dónde y cómo están los cuerpos. Desinformación y contradicciones prevalecen al interior del propio ayuntamiento sobre el conflicto con el empresario y las momias que tiene bajo su resguardo. “Lo que más importa es saber si las momias efectivamente están en Dallas; si se están preservando adecuadamente y si no han sufrido alguna afectación, porque son patrimonio de todos los guanajuatenses”, dijo a Apro el regidor del Partido Verde Ecologista Israel Cabrera, quien fue autorizado a viajar a Dallas para hacer la verificación. “Estoy sorprendida por ese viaje; yo tengo información de que las momias están exhibiéndose, están en perfecto estado, pero si el regidor quiere ir, u otra persona, cualquiera puede ir y constatarlo”, dijo en contraparte la regidora priista Éricka Arroyo Bello, presidenta de la Comisión Especial Patrimonio Momias de Guanajuato. Hace apenas un mes, la regidora defendía al promotor al asegurar que no se trataba de un fraude “ni mucho menos”, sino que éste estaba pasando por algunos problemas económicos “pero tiene intenciones de pagar”. Para el regidor Israel Cabrera, si el promotor Hernández Berlín “no ha tenido la calidad moral de hablar con la verdad, pues están las dudas sobre el estado de las momias” debido a que no cuentan con esa información.  “En noviembre se cumplirá el segundo periodo del concepto contractual; si no pudo pagar el primero, pues dudo mucho que pueda pagar el que sigue”, estimó. Aunque la presidenta de la Comisión Especial de las Momias asegura que se está tomando al “toro por los cuernos” con la demanda por la vía judicial en contra del empresario, “sería muy fácil cruzarnos de brazos y no hacer nada (pero) no vamos a estar tranquilos hasta que tengamos nuestro pago, que es dinero público que está presupuestado”, justificó. Abogado y empresario, originario de Mérida, Manuel Hernández Berlín es titular y representante de Firma Corporativo, la empresa a la que se autorizó la concesión de 36 de los más de cien cuerpos momificados que son patrimonio del municipio y una de las principales fuentes de ingresos de las arcas locales por su fama mundial, para que programara un recorrido itinerante por diversos museos de ciencias en Estados Unidos. El contrato se celebró en abril del 2009, con vigencia de octubre de ese año a diciembre del 2012. Originalmente, el contrato garantizaba el pago de un dólar al municipio por cada persona que visitara las exhibiciones a partir del 150 mil, así como un seguro de un millón de dólares por cada uno de los cuerpos momificados. Así comenzó la gira itinerante, con una exhibición en el Museo de Ciencias de Detroit, Michigan. En ese entonces, regidores del PRD y exalcaldes advirtieron de las inconsistencias jurídicas del convenio, mismas que ahora han salido a flote por la falta de candados para la cancelación del convenio y de garantías suficientes para obligar al empresario a cumplir con lo pactado. Una vez que entró el nuevo gobierno del PRI, en enero del 2010 se acordó una modificación del contrato con el empresario, para que éste pagara 240 mil dólares al año por la concesión en lugar del dólar por visitante. Sin embargo, Hernández Berlín ya no cumplió con el pago y además entregó los cheques sin fondos. En tanto que el alcalde Nicéforo Guerrero Reynoso, de plano optó por deslindar de responsabilidad alguna a su gobierno de las irregularidades que han salido a flote tras el incumplimiento del promotor de las Momias. “Eso es algo que viene de la administración pasada. Lo de las Momias no me corresponde ni siquiera a mí”, declaró el edil priista al ser interrogado sobre los pasos que daría el ayuntamiento para requerir al promotor. “No hemos sido nosotros los que cometimos el ilícito. Lo que me correspondía a mí ya lo hice. Primero, cobrar. Segundo, embargar. Tercero, plantear y si él finge simulaciones es fraude de acreedores, lo cual constituye un delito”, recordó. El presidente municipal ha sido enfático en rechazar que los miembros del ayuntamiento hayan sido chamaqueados por tercera ocasión, pues previamente el DIF municipal fue defraudado mediante un falso donativo de Hacienda y un proveedor incumplió con la entrega de láminas para el programa “Techo Digno”. “Más bien (es) incumplimiento de contrato por parte de los empresarios que se constituyeron en proveedores”, aseguró.