Marchan estudiantes en Colima para exigir democracia en la FEC

lunes, 6 de junio de 2011

COLIMA, Col., 6 de junio (apro).- Inconformes con la ampliación (por 18 meses más) del mandato del presidente de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC), Fernando Mancilla Fuentes, cientos de estudiantes de bachilleratos y facultades de la Universidad de Colima realizaron hoy una marcha para exigir que el dirigente estudiantil sea retirado del puesto, en virtud de que este lunes concluyó el periodo para el que fue electo.
En medio de consignas como “Fuera, Mancilla, no te aferres a la silla”, y con exigencias de democracia al interior de la organización, los jóvenes –provenientes de planteles de Colima, Villa de Álvarez, Armería y Tecomán– entregaron un manifiesto en las instalaciones de la FEC y después se dirigieron a la rectoría de la institución educativa, donde el rector Miguel Ángel Aguayo López recibió el pliego petitorio.
Esta es la segunda manifestación de protesta, luego de que el pasado 25 de mayo –como consecuencia del congreso extraordinario en el que se aprobó ampliar el periodo de Mancilla– ocurrió un enfrentamiento a golpes entre estudiantes, afuera del Paraninfo de la Universidad de Colima.
Entre los argumentos para ampliar su periodo, Fernando Mancilla señaló que aún le quedan labores pendientes relativas a las tarifas del transporte urbano y al frente de la Confederación Nacional de Estudiantes Mexicanos, de la que es dirigente.
Sin embargo, antes había declarado su interés de buscar una candidatura en las próximas elecciones estatales de diputados locales y alcaldes, en julio de 2012, además de que a finales de ese año se realizará la elección del nuevo rector de la Universidad de Colima, donde la FEC tiene un peso importante a través de los concejales estudiantes.
En el documento firmado por representantes de aproximadamente 20 bachilleratos y facultades, los estudiantes inconformes demandaron la salida de todos los integrantes del comité ejecutivo de la FEC, por haber violado los estatutos de la propia organización, ya que –apuntaron– “carece de validez” la prórroga de su periodo al frente de la federación.
Asimismo, propusieron reformar los estatutos de la FEC, para establecer los mecanismos que permitan transformarla en un verdadero instrumento de defensa de los derechos de los estudiantes, además de establecer los candados necesarios para evitar la acumulación del poder y la formación de líneas sucesorias.
En las instalaciones de la FEC, el pliego petitorio fue entregado en la recepción. En la rectoría, Adrián Luna, uno de los dirigentes del movimiento estudiantil, lo entregó al rector Miguel Ángel Aguayo, a quien pidió analizarlo y “hacer algo por los estudiantes que ya no queremos a Fernando Mancilla al frente de la FEC”.
Aguayo López respondió que revisará el documento y posteriormente emitirá una respuesta.  
Poco antes la rectoría emitió un pronunciamiento en el que hizo “un llamado respetuoso a la comunidad estudiantil para que sean el diálogo tolerante, la actitud responsable y el diálogo sereno los elementos para superar las diferencias propias de la diversidad”.
Y aunque también dijo que la institución sería respetuosa de las manifestaciones, consideró que “el insulto y la provocación son indeseables, porque no convienen a nadie y no conducen a buen fin, por eso la universidad no admitirá ni alentará cualquier forma de violencia que agreda a sus estudiantes o espacios”.
A lo largo de su historia, la FEC ha sido trampolín político de sus dirigentes para obtener puestos públicos a través del PRI estatal.
Y como resultado de los movimientos estudiantiles de los años sesenta y setenta, se conformó el Grupo Universidad, del que han surgido los gobernadores Fernando Moreno Peña y Arnoldo Ochoa González (este último interino), además de senadores, diputados federales, diputados locales, alcaldes y regidores.   

Comentarios