Autoriza Congreso al gobierno de Veracruz contratar deuda por 17 mil 400 mdp

jueves, 28 de julio de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- Con el apoyo del PRD y del Panal, la mayoría priista en el Congreso autorizó al gobernador Javier Duarte “reestructurar” la deuda pública del estado, que implica la contratación de créditos hasta por 17 mil 400 millones de pesos, con un periodo de gracia de 30 años. De última hora, en la sesión plenaria de este día, la última del periodo ordinario, la mayoría priista incluyó en el orden del día la iniciativa del titular del Ejecutivo para reestructurar la deuda pública que le heredó su antecesor Fidel Herrera Beltrán, la cual asciende en la actualidad a 12 mil millones de pesos. Según la propuesta de Duarte, la cual ni siquiera pudo ser analizada por los diputados, la reestructuración permitirá al estado obtener “mejores condiciones financieras”, pues, aseguró, se logrará un ahorro de aproximadamente 8 mil millones de pesos durante los próximos seis años. En el contenido del documento se menciona que la deuda bancaria del gobierno del estado asciende a 12 mil 600 millones de pesos, además de mantener adeudos de pagos y obligaciones heredadas a contratistas y proveedores por 17 mil 400 millones de pesos, cantidad que será obtenida a través de créditos, los cuales “serán constitutivos de deuda”. De esta manera, la deuda pública del estado se incrementará más del 100%, para ubicarse en 30 mil millones de pesos. En este último caso, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planificación (Sefiplan), Tomás Ruiz González, presente en uno de los salones alternos del recinto legislativo, aseguró que esta deuda se podría pagar de “inmediato” con un financiamiento a largo plazo y con tasas de interés menores, pues éstas, actualmente, “están a niveles históricamente bajos”. La iniciativa fue aprobada con 35 votos, 13 abstenciones del PAN y del convergente Armando Méndez de la Luz, y uno en contra del panista Fernando Yunes Márquez. Señala que la contratación de endeudamiento para hacer frente a las obligaciones con terceros pendientes de pago, derivados de la ejecución de obras, contratación de servicios y adquisición de bienes, “será hasta por un monto de 17 mil 400 millones de pesos”. El documento refiere también que los montos de endeudamiento podrán contratarse mediante la celebración de uno o varios créditos con instituciones bancarias mexicanas o mediante la emisión de instrumentos bursátiles “que se colocarán entre el gran público inversionista”, a través del mercado de valores. En cualquier caso, subraya, “las obligaciones correspondientes serán constitutivas de deuda pública”, y deberán contratarse con personas físicas o morales de nacionalidad mexicana, ser pagaderas en moneda de curso legal en los Estados Unidos Mexicanos, dentro del territorio nacional y prever expresamente la prohibición de su cesión a extranjeros. Dentro de las instituciones con las que el gobierno de Duarte podría contratar esta nueva deuda pública, están Banobras o con cualquier otra institución de crédito o financiera mexicana y para ello, el gobierno del estado, otorgará como garantías de pago, las participaciones federales durante los próximos 30 años. La medida fue cuestionada por el panista Yunes Márquez, quien acusó al gobierno de Duarte de tratar “de vernos la cara a los veracruzanos al atentar contra sus bolsillos, pues una vez más pagaremos los sus excesos, sus abusos, sus despilfarros, sus robos, sus incapacidades y debilidades”. “La sola idea del Ejecutivo del estado de saltarse el trámite reglamentario para que la petición del gobierno no sea turnada a comisiones ni estudiada y dictaminada, es simplemente degradante para todos nosotros, más allá del fundamento puedan usar”, acusó el panista que votó en contra. Desde el lunes pasado, acusó a los priistas, “ustedes ya conocían este asunto cuando cenaron todos los diputados del PRI en Casa Veracruz con el gobernador, donde les dieron a conocer dicho documento” y ahora de manera facciosa y tramposa, haciendo uso del tema de la inseguridad, “pretenden pasar este decreto sin que nos demos cuenta”. Por más que lo pretendan ocultar, acusó, “esto es deuda, es otro atraco a los veracruzanos y no una situación de urgencia como lo pretende hacer creer, pues no hay que olvidar que Javier Duarte, como secretario de Finanzas, fue quien planeó toda la estrategia de endeudamiento que hoy no pueden pagar”.