Exige PRD que se investiguen supuestos nexos de Mario Marín con el narco

lunes, 4 de julio de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- El dirigente del PRD en Puebla, Miguel Ángel de la Rosa Esparza, pidió que se investiguen los posibles nexos Mario Marín Torres con el cártel de los Beltrán Leyva, luego de que se reveló que en el sexenio pasado se apoyó con terrenos y recursos públicos al supuesto operador financiero de esa agrupación delictiva. En rueda de prensa, el líder perredista demandó abrir una investigación para esclarecer por qué Alberto Jiménez Merino, quien fuera secretario de Desarrollo Rural en el sexenio pasado, entregó terrenos de los municipios de Venustiano Carranza e Izúcar de Matamoros, así como apoyos por 150 mil pesos, a Ismael Coronel Sicairos, quien resultó pertenecer al cártel de los Beltrán Leyva. Recordó que durante el sexenio pasado hubo versiones sobre supuestos acuerdos del gobierno estatal con organizaciones delictivas. El 12 de septiembre de 2010, elementos de la Marina detuvieron en el fraccionamiento Puerta de Hierro de esta ciudad a Sergio Enrique Villarreal Barragán, El Grande, segundo al mando en la organización de los hermanos Beltrán Leyva. De acuerdo con la publicación que hizo el periódico Reforma, Coronel Sicairos, presunto lavador de dinero de los Beltrán Leyva detenido el pasado mes de enero, obtuvo el apoyo del gobierno de Mario Marín para dedicarse a la crianza de búfalos de agua en esta entidad. Incluso, en noviembre de 2008, Marín Torres presidió el acto inaugural del primer Encuentro Latinoamericano de Criadores, acompañado de Coronel Sicairos. Ahora diputado federal por el PRI, el exsecretario de Desarrollo Rural, Alberto Jiménez Merino, dijo que cuando la dependencia a su cargo apoyó el proyecto ganadero de Coronel Sicairos desconocía sus nexos con grupos delictivos. Aseguró que el empresario fue contactado a través de internet en una búsqueda que hizo la dependencia en ese entonces a su cargo para detectar nuevos proyectos productivos que pudieran llevarse a cabo en Puebla. “Se actuó de buena fe”, insistió el exsecretario marinista. Jiménez Merino insistió en estar dispuesto, “con fuero o sin fuero” a someterse a una investigación sobre estos hechos. En tanto que Fernando Manzanilla Prieto, secretario general de Gobierno, dijo que al darse a conocer las supuestas relaciones entre funcionarios del gobierno marinista e integrantes de agrupaciones delictiva, el actual gobierno estatal enciende “focos amarillos” para revisar los proyectos que reciben apoyo desde la Secretaría de Desarrollo Rural, especialmente los programas de crianza del búfalo. Insistió que el gobierno se mantendrá atento a la información que se ventile en relación a este caso, pero apuntó que las investigaciones sobre una supuesta protección el anterior gobierno al Cártel de los Beltrán Leyva corresponderá realizarla a la PGR.