"Me voy con las manos limpias", dice exprocuradora de Ulises Ruiz

viernes, 8 de julio de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- “Me voy con la conciencia tranquila y las manos muy limpias”, afirmó Lizbeth Caña Cadeza, exfuncionaria muy cercana al exgobernador Ulises Ruiz Ortiz, al confirmar su renuncia como auditora superior del Estado. La exprocuradora estatal agregó que “muchos especularon que estaba en la Auditoría para protegerme por un fuero constitucional y que nadie me pudiera afectar (por los hechos del 2006)”. Al contrario, reiteró, “me voy muy tranquila, voy a seguir viviendo en Oaxaca (porque) no tengo nada que temer, aun con los procedimientos tan fuertes que ejercí contra autoridades, nadie me ha faltado al respeto”, puntualizó. En rueda de prensa, la exfuncionaria manifestó que como procuradora “tuve una gestión clara y, revisado el tema del 2006 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ahí no se manifestó que esté involucrada. Estoy con la conciencia tranquila, no di una orden contra la ley”. Hizo hincapié en que hasta el momento no se ha amparado y que en ningún momento trató de encubrir a Ruiz Ortiz, “lo que pasa es que falta tiempo para realizar las auditorías, no son suficientes y se requiere como ocho meses más”, puntualizó. Finalmente, dijo que al renunciar pretende “cerrar este ciclo y me voy satisfecha por el trabajo realizado y ahora voy a trabajar por proyectos personales”.