Impondrán brazalete a menores infractores en Tabasco

miércoles, 10 de agosto de 2011
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La nueva Ley de Justicia para Adolescentes en Tabasco prevé la colocación de brazaletes y la ampliación de 8 a 15 años de cárcel a quienes cometan homicidio doloso, violación, secuestro, robo con violencia, lesiones calificadas, trata de personas y tráfico de menores. El presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Rodolfo Campos Montejo, adelantó que la normatividad será presentada en los próximos días ante el Congreso local y que, entre otras medidas, considera el uso de brazalete para rastrear vía satélite a los menores infractores, a fin de evitar que se den a la fuga en tanto lleguen a la mayoría de edad para cumplir su sentencia en un reclusorio estatal. Informó que el dictamen se encuentra redactado y acordado en 95%, y sólo se está poniendo al día con el nuevo Código de Procedimientos Penales, en que se incluirían los juicios orales, faltando además establecer el presupuesto que se va a necesitar para poner en marcha esas acciones. Indicó que la necesidad de incrementar las penas contra adolescentes se debe a la exigencia de la sociedad, ya que actualmente éstas son las mínimas, de ahí la necesidad de ampliar las sanciones. El titular del TSJ dijo que otra de las novedades de la nueva ley es que cuando el menor cumpla la mayoría de edad, podría ser remitido al reclusorio estatal, previo estudio de su conducta y en un espacio que se construiría ex profeso, para no ser internado con la población carcelaria general. Expuso que las medidas cautelares que podrá aplicar el juez, a solicitud del Ministerio Público, serían la de obtener su libertad mediante el depósito de una garantía económica suficiente, así como establecer la prohibición de salir sin autorización de la localidad en la cual se reside. Además, obligar al menor imputado a someterse al cuidado de una persona o institución determinada; presentarse a un control de asistencia, y sujetarse a la colocación de localizadores electrónicos (brazaletes), sin que pueda mediar violencia o lesión a la integridad física del adolescente. Puntualizó que el brazalete se puede colocar en el tobillo o en la muñeca de la mano y podrá ser monitoreado vía satélite para evitar fugas. En septiembre de 2009, la sociedad tabasqueña se horrorizó con el asesinato del entonces candidato del PRI a diputado local, José Francisco Fuentes Esperón, de su esposa y sus dos hijos menores, ocurrido en el interior de su domicilio de esta capital. Días después fueron detenidos el adolescente Marco Iván Soto Vidal, de 17 años, como presunto autor intelectual de los homicidios, así como sus cómplices Julio César Moreno García y Ricardo Hernández Rodríguez, de 20 y 18 años. Soto Vida fue sentenciado a sólo ocho años de reclusión en el Centro de Readaptación de Menores Infractores, lo que indignó a la sociedad tabasqueña. En contraste, sus cómplices fueron sentenciados a casi 50 años de cárcel por los delitos de homicidio calificado, violación, robo con violencia, pandillerismo y asociación delictuosa.

Comentarios