Frena justicia federal la construcción de distribuidor vial en Puebla

martes, 2 de agosto de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- El Juzgado Décimo de Distrito otorgó una suspensión provisional a vecinos de la colonia 20 de Noviembre de esta ciudad, cuyas viviendas pretenden ser destruidas por las autoridades para construir un distribuidor vial. De acuerdo con el abogado de los vecinos, Miguel Juárez, el juicio de amparo 1104/2011 precisa que la justicia federal otorgó la suspensión provisional porque la Secretaría de Infraestructura no ha dado a los afectados un reporte preciso sobre los daños que sufrirán sus viviendas por la construcción de un puente en la calle Prolongación 11 Norte y la Vía Corta a Santa Ana Chiautempan. Juárez dijo que según la interpretación que han hecho ingenieros sobre un plano que les fue proporcionado por la propia dependencia, serán alrededor de 200 casas las que serán derribadas para abrir paso a la nueva vía. El abogado señaló que los vecinos están en su derecho legítimo de pelear por la defensa de su patrimonio, por lo que no cederán, pese a las supuestas “amenazas” del gobernador Rafael Moreno Valle contra quienes se oponen al proyecto del distribuidor vial y el viaducto Ignacio Zaragoza. Y es que en declaraciones que hizo el pasado fin de semana, Moreno Valle señaló: “Sé que en ocasiones hay pequeños grupos de presión que por alguna razón quieren oponerse al desarrollo de Puebla. Yo quiero decirles de manera muy clara que somos más los poblanos que estamos comprometidos con transformar nuestro estado, y que si alguien cree que va a poder, a través de la presión, detener el crecimiento y el desarrollo de Puebla, les digo que están equivocados, que se equivocaron de gobernador, porque conmigo se van a enfrentar, porque estoy comprometido con el desarrollo y somos más los poblanos que estamos comprometidos con ese proyecto y juntos lo vamos a lograr”. El mensaje del mandatario poblano incluyó a un grupo de intelectuales y académicos que ha hecho público su rechazo a la obra, por considerar que atenta contra la fisonomía arquitectónica y urbanística de Puebla y, además, pone en riesgo el nombramiento de “Patrimonio Cultural de la Humanidad” que le fue otorgado por la Unesco en 1987. En dos ocasiones, el grupo de especialistas en ciencias, arte, arquitectura, antropología e historia ha clausurado el viaducto y ha exigido al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que detenga la obra, luego de que los mismos funcionarios del gobierno estatal reconocieron que no cuentan con una licencia de esa institución. El viaducto pasará por la zona de los Fuertes de Loreto, que fueron escenario de la Batalla de Puebla en 1862, y sobre el mausoleo del general Ignacio Zaragoza, el Arco de San José –catalogado como Monumento Nacional– y los barrios de San Antonio, San José y Xanenetla, así como sobre el Boulevard 5 de Mayo, en la zona del paseo San Francisco. De acuerdo con los académicos, al derribar 160 árboles el gobierno estatal ya ha modificado el paisaje natural de la zona de los Fuertes de Loreto con los avances de la obra, que pretende concluir el próximo año, para celebrar el 150 Aniversario de la Batalla de Puebla.

Comentarios