Interponen queja desplazados por derrumbe en el Grijalva

miércoles, 24 de agosto de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Representantes de unas 243 familias, desplazadas de sus comunidades desde noviembre de 2007 luego del derrumbe de un cerro sobre el río Grijalva, interpusieron hoy una queja ante el Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH), con el fin de que las autoridades agilicen la construcción de sus viviendas. Los afectados denunciaron ante el CEDH que en ese año las autoridades estatales les ofrecieron vivienda nueva a condición de que salieran de las comunidades de Los Guayabos, Nuevo Limoncito, Genaro Vázquez Rojas, Rubén Jaramillo y Ricardo Flores Magón, todas ubicadas en las márgenes del río Grijalva. Sin embargo, acusaron, ya transcurrieron tres años y nueve meses y nada de lo que se les ofreció se ha consumado. Pablo César Gómez, miembro de la Organización Proletaria Emiliano Zapata-Movimiento de Liberación Nacional (OPEZ-MLN), destacó que unas mil 50 personas, que conforman las 243 familias, padecen enfermedades y hacinamiento en los campamentos en que actualmente se encuentran. Recordó que el Congreso de Chiapas aprobó, el 11 de septiembre de 2009, el decreto 327 por el que se instauró un fideicomiso por 128 millones de pesos para la construcción y desarrollo integral de una “villa rural sustentable” en el municipio de Tecpatán. Agregó que los pobladores aceptaron salir de sus casas para evitar desgracias humanas, ya que por la crecida del río Grijalva sus bienes quedaron bajo el agua. Y aunque en marzo del 2010 se inició la construcción de las viviendas, el proyecto actualmente está congelado y las 243 familias aun aguardan su traslado a la villa rural sustentable “General Emiliano Zapata”. La CEDH ya había iniciado una queja por oficio luego de conocer el caso, por lo que solicitó a los campesinos ratificaran su queja, lo que finalmente ellos hicieron esta mañana al reunirse con funcionarios de esa instancia.

Comentarios