Hermano de Digna Ochoa denuncia secuestro, agresión y robo de documentos

jueves, 25 de agosto de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- La Procuraduría General de Justicia de la entidad investiga una denuncia interpuesta por el presidente del Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa y Plácido”, Ignacio Ochoa y Plácido, por los presuntos delitos de secuestrado y agresión. Según el hermano de la fallecida Digna Ochoa, los hechos ocurrieron el pasado viernes 12, por lo que también presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), a quien solicitó garantías para desarrollar su trabajo en el municipio de Misantla, de donde es originario. El activista explicó que el pasado viernes alrededor de las 23.30 horas fue interceptado por dos hombres armados al salir de las oficinas del centro de derechos humanos, ubicadas en el centro de esa ciudad de la sierra de Misantla. De acuerdo con la versión de la víctima, los sujetos le apuntaron con sus armas y con lujo de violencia lo subieron a un automóvil para llevarlo hacia el monte y bajarlo a la altura del poblado Lomas de Cojolite, donde le propinaron golpes en todo el cuerpo. Durante la golpiza, dijo, no recibió ningún tipo de amenazas, sin embargo, lo dejaron abandonado en el campo, llevándose un maletín que contenía documentos de varios casos que defiende jurídicamente el organismo. No obstante, consideró que estos hechos intimidatorios cometidos en su contra no pueden desligarse de los trabajos que desde hace años viene desarrollando el Centro de Derechos Humanos “Digna Ochoa” en las comunidades de esa región del estado y, por ello, ha solicitado garantías a las autoridades. Aun cuando dijo desconocer quiénes fueron sus agresores, ya que no pudo identificarlos, señaló que este centro de derechos humanos ha atendido diversas quejas de ciudadanos de varias comunidades contra elementos de la Policía Municipal de Misantla. De hecho, comentó, el comandante de la corporación policiaca municipal, David Farfán Estrada, ha sido señalado en varias ocasiones de abuso de autoridad y agresiones contra ciudadanos.

Comentarios