Nuevas falsas alertas sobre ataques ponen en jaque a autoridades de Veracruz

lunes, 29 de agosto de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- Por segunda semana consecutiva continuó hoy la guerra psicológica en esta entidad, con falsas alertas sobre presuntos atentados. El blanco de los rumores fue esta vez la Unidad de Ciencias de la Salud de la Universidad Veracruzana, ubicada en la capital del estado. Personal docente, administrativo y estudiantes de las carreras de Medicina y Odontología fueron desalojados ante el temor de que estallara algún artefacto explosivo. La mañana de este lunes, autoridades del plantel recibieron una llamada anónima en la que se advertía que estallaría “una bomba” en la Unidad de Ciencias de la Salud de la Universidad Veracruzana (UV), lo que generó una impresionante movilización de militares y de elementos de los cuerpos policiacos locales. Según los rumores, que comenzaron a circular alrededor de las 09:00 horas, un grupo de desconocidos colocó una bomba en el campus universitario, lo que obligó a las fuerzas de seguridad a revisar todos los edificios e instalaciones que operan en la Unidad. En el operativo participaron elementos de la 26 Zona Militar de El Lencero, de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, de Protección Civil, de Tránsito del estado y del cuerpo de Bomberos, los cuales cercaron la zona aledaña al campus universitario y cerraron el tráfico vehicular en avenidas y calles circundantes durante varias horas. Luego de que personal militar especializado en explosivos revisó las instalaciones universitarias, no se encontró ningún artefacto que pusiera en riesgo a los estudiantes de las facultades del área de salud y a la población civil, y después de más de dos horas se informó que “había sido una falsa alarma”. Sin embargo, cerca del lugar fue detenido un presunto “halcón” que hablaba por celular, quien, de acuerdo con versiones extraoficiales, estaba informando a alguna banda criminal de los hechos ocurridos en la Unidad de Ciencias de la Salud. Fue entregado a los militares. Poco después del mediodía, en Palacio de Gobierno corrió el “rumor” de que el titular de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), Reynaldo Escobar Pérez, había renunciado al cargo y sería sustituido por Tomás Carrillo, quien hoy ocupa la Secretaría de Desarrollo Agropecuario. La versión no fue confirmada ni negada. Dentro de este ambiente de rumores, también surgió la versión que en las instalaciones de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) habría sido colocado otro artefacto explosivo, el cual también resultó falso. El jueves pasado, dos “tuiteros” pusieron en jaque a las autoridades locales de Veracruz-Boca del Río luego de que difundieron rumores sobre inminentes ataques a escuelas de la zona.