Detectan anomalías en Congreso de Jalisco por más de 305 mdp

miércoles, 3 de agosto de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- La Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) hizo observaciones por 305 millones 793 mil pesos a la cuenta pública 2009 del Congreso local. De acuerdo con la ASEJ, las irregularidades en que incurrió la pasada legislatura, cuando el titular de la Comisión de Administración era el hoy diputado federal Jorge Arana, van desde gastos no justificados hasta pólizas que no coinciden con reportes contables, entre otras. El organismo detalló que las pólizas sin información comprobatoria ascienden a 74 millones 377 mil 882 pesos; pólizas que no coinciden con reportes contables, 35 millones 250 mil pesos; sueldos de personal, 32 millones 102 mil 308 pesos; impresiones, 55 millones 190 mil 242 pesos; mantenimiento de inmuebles, 23 millones 516 mil 521 pesos. Además, por honorarios no comprobados el Congreso de Jalisco pagó 22 millones 763 mil 162 pesos; gastos de representación, 10 millones 768 mil 172 pesos; pólizas de egresos no encontradas, 9 millones 719 mil 619 pesos; estudios, investigación y consultorías, 8 millones 874 mil 023 pesos; gastos de ceremonial, 8 millones 36 mil 98 pesos, y otros, 10 millones 725 mil 459 pesos. El documento de la ASEJ, dirigido al exdiputado perredista Samuel Romero Valle, indica que el total de las anomalías es por 305 millones 793 mil 14 pesos, es decir 58 % del presupuesto ejercido en 2009. “Se solicita aclaración al respecto presentando copias certificadas de la documentación original y justificativa de lo observado o la justificación de su importe”, apunta el organismo. Según el documento, del que Apro tiene copia, antes de dejar sus puestos, los anteriores diputados se encargaron de dejar vacíos los archivos. La información con la que cuenta la actual legislatura fue enviada a la ASEJ por el secretario general, José Manuel Correa Ceseña, en agosto de 2010. Tras recibirla, el organismo solicitó información adicional, pero Correa respondió que “en los archivos no obra información alguna”, es decir, no se encontraron ni los documentos ni los informes trimestrales que pidió la auditoría.