Alistan declaratoria de zona de desastre en el Estado de México

miércoles, 31 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) José Luis Luege Tamargo, anticipo que la secretaría de Gobernación (Segob) declarará zona de desastre los municipios de Atizapán, Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli tras las inundaciones provocadas por las intensas lluvias del martes pasado. Tultitlán, el otro municipio mexiquense afectado en el que resultaron afectadas más de mil 200 viviendas por el desbordamiento del canal Cartagena no será incluido en la declaratoria debido a que el gobierno municipal no lo ha solicitado. Afirmó que es requisito solicitar la declaratoria para poder acceder automáticamente a los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) y utilizarlos en la compra de víveres, medicinas, tareas de limpieza y obras de infraestructura en las zonas inundadas. Las intensas lluvias de ayer provocaron el desbordamiento de ríos, presas y canales de aguas negras que afectaron a más de mil 600 familias. Sin embargo, durante un recorrido por alguna de las zonas afectadas, el gobernador Enrique Peña Nieto, comentó que el número de viviendas afectadas es de mil a mil 200. Lo cierto es que sólo en el fraccionamiento Los Agaves, en Tultitlán, mil 226 casas quedaron inundadas. El agua subió aproximadamente 80 centímetros al interior de las viviendas. En tanto, el desbordamiento del río San Javier provocó inundaciones de hasta un metro de altura en San Miguel Xochimanga y Mayorazgos de los Gigantes, en el municipio de Atizapán, así como en Las Arboledas y Valle Dorado, en Tlalnepantla. El alcalde priista de Atizapán, David Castañeda Delgado, responsabilizó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de no abrir oportunamente las compuertas de los ríos San Javier y Moritas, lo que provocó el desbordamiento de ambos caudales. Por separado, el presidente municipal de Tlalnepantla, Arturo Ugalde Meneses, también del PRI, afirmó que el problema de inundaciones en la zona de Valle Dorado se solucionará solamente con la construcción del Emisor Poniente 2. En Cuautitlán Izcalli, el desbordamiento del canal de aguas negras El Jaral, proveniente de Atizapán, provocó que se derramara la presa El Ángulo y se inundaran más de 60 viviendas de la colonia San José El Jaral. Cuando la capacidad de la presa se vio rebasada, se abrieron las compuertas, lo que provocó que se desbordaran los drenajes de las colonias Ejidal San Isidro, Los Pájaros y la unidad habitacional "Niños Héroes". Por el desbordamiento de esta presa, alrededor de 200 familias resultaron afectadas, por lo que personal de Protección Civil de Cuautitlán Izcalli y del gobierno estatal, así como del Ejército Mexicano, iniciaron las labores de limpieza. Por la tarde al realizar un recorrido por los municipios inundados, Peña Nieto afirmó que el número total de familias afectadas se ubicó entre mil y mil 200 y que la precipitación pluvial fue de entre 70 y 80 mililitros por segundo. En conferencia de prensa, realizada en la colonia Ejidal San Isidro, junto a la cortina de la presa el Ángulo, afirmó que debido al desbordamiento de una derivación del canal Cartagena, en Tultitlán, se inundaron entre 700 y mil viviendas en el fraccionamiento Los Agaves y no mil 200 como se había dicho. Según el mandatario, en Valle Dorado, Tlalnepantla sólo 20 casas fueron afectadas de forma severa. En Cuautitlán Izcalli, en el fraccionamiento Ejidal San Isidro, fueron 150 por el desbordamiento de la presa El Ángulo, mientras que en Atizapán, en las colonias El Jaral y Mayorazgos de los Gigantes fueron 240 viviendas las afectadas. El gobernador priista afirmó que funcionaron los protocolos del gobierno federal, estatal y del Distrito Federal para atender las lluvias, aunque afirmó que se debe crear un mecanismo metropolitano para desalojar el agua de manera coordinada. En cuanto a las familias afectadas, Peña Nieto, indicó que se realizarán censos en las zonas afectadas para cuantificar los daños y las familias que serán apoyadas con electrodomésticos y monederos electrónicos. Por su parte, el titular de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, afirmó que están bajo control los ríos y canales que se desbordaron a consecuencia de las intensas lluvias en el Estado de México. Contrario a las afirmaciones del presidente municipal de Atizapán, Luege aseguró que desde la noche del martes y hasta la mañana de este miércoles, personal del órgano a su cargo apoyó en los trabajos para controlar el desbordamiento del río San Javier, en los límites de Atizapán y Tlalnepantla, así como de la presa El Ángulo. “El bordo Río San Javier está ya taponado, resuelto, y en la presa El Ángulo hubo que hacer destrozos, tumbar bardas, paredes, muros, calles para poder lograr que el agua llegara al Río Cuautitlán, al Emisor Poniente. Cuando me retiré la situación estaba bajo control”, afirmó. Asimismo, adelantó que la Conagua se mantendrá atenta, pues el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó intensas lluvias del 3 al 8 de septiembre. El funcionario federal comentó que la lluvia torrencial del martes en la noche duró poco tiempo, pero fue muy intensa. En la estación hidrometeorológica más cercana, dijo, se registraron 20 milímetros de agua en media hora, lo que saturó los sistemas de desagüe y afectó la capacidad de desalojo por falta de desazolve y exceso de basura. Respecto del desbordamiento de la presa El Ángulo, que provocó inundaciones en zonas aledañas, Luege responsabilizó a las anteriores administraciones municipales por haber permitido el desarrollo urbano dentro del vaso de la presa. En tanto, La alcaldesa de Cuautitlán Izcalli, Alejandra del Moral, dijo que el ayuntamiento presentará una denuncia penal contra la empresa San Miguel Obispo (Sanmo) propietaria de la presa El Ángulo. Luege Tamargo consideró que la experiencia sufrida la noche del martes en la zona poniente del Valle de México reafirma la urgencia de tratar las aguas negras. “Es la responsabilidad de cada municipio, entidad (tratar las aguas negras). Lamentablemente no se están haciendo las plantas de tratamiento, no se tratan las aguas residuales y se descargan las aguas residuales en los ríos”, dijo Luege Tamargo, luego de señalar que la Conagua promueve el saneamiento al 100%. Prueba de ello, abundó, es la planta de Atotonilco, que servirá para tratar 60% de las aguas negras del Valle de México.