Protestan estudiantes contra aumento al pasaje urbano en Veracruz

lunes, 8 de agosto de 2011
JALAPA, Ver. (apro).- Alrededor de 500 estudiantes de diversas facultades de la Universidad Veracruzana (UV) salieron a las calles para protestar contra el aumento del pasaje urbano, que entró en vigor a finales de julio pasado. Durante la marcha, que partió de la Unidad de Humanidades hasta el centro de la ciudad, los universitarios reprobaron una y otra vez el incremento de cuatro a cinco pesos en el caso de estudiantes, personas mayores y discapacitados, y de siete a ocho pesos para los usuarios en general. Mientras el contingente avanzaba, un grupo de jóvenes que cubrían su rostro con paliacates intentó secuestrar varias unidades de transporte, situación de la que posteriormente se deslindaron los universitarios en la Plaza Lerdo, frente a palacio de gobierno. Ahí aseguraron que su movimiento “era pacífico” y que en la marcha se habían infiltrado pseudo estudiantes para “empañar la protesta”. Luego de marchar por la avenida Manuel Ávila Camacho, una de las principales arterias de la ciudad, los universitarios arribaron al centro histórico de esta capital, donde quemaron un ataúd con la imagen del gobernador Javier Duarte, bajo el grito de “Ni un peso más”, y también lo acusaron de engañar y abusar del pueblo veracruzano con el aumento del trasporte en vacaciones. “Únete pueblo, únete pueblo”, gritaban los jóvenes, quienes portaban cartones de huevo como señal de protesta, ante la supuesta “debilidad” del gobierno estatal de ceder a las presiones de los empresarios del transporte urbano para aumentar las tarifas del servicio. Frente a palacio de gobierno, uno de los estudiantes leyó un pronunciamiento dirigido a Duarte, en el que remarcó que el aumento autorizado por el gobierno estatal “es un golpe más a la ya precaria situación en la que se encuentra la mayoría de los veracruzanos”, y agregó que la pobreza y la incapacidad de mantener una familia con un salario mínimo “se verán agravados” con este incremento. Asimismo, manifestó que el transporte urbano, concesionado a la iniciativa privada, “supone estar sujeto a dar un servicio de calidad, con unidades en buen estado, choferes capacitados, rampas y otros servicios para apoyar a personas con discapacidades”. Sin embargo, agregó, “estas condiciones no han sido satisfechas por los líderes transportistas”, por lo que exhortó al gobierno del estado “a retirarles los permisos y entregarlas a quien cumpla con esos requisitos”. Los estudiantes exigieron a las autoridades revisar de manera inmediata el aumento del transporte en todo el estado, así como el cobro preferencial a personas con discapacidad, estudiantes y adultos mayores, el mejoramiento de las unidades y el subsidio de 50% al transporte foráneo, entre otras cosas.

Comentarios