Ofrece Tabasco ayuda a desplazados guatemaltecos

viernes, 2 de septiembre de 2011
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobierno estatal ofreció ayuda humanitaria a las 36 familias guatemaltecas que la semana fueron expulsadas por el Ejército de su país y se refugiaron en el ejido tabasqueño de Nuevo Progreso. Durante el tiempo que dure su estancia en Tabasco, las autoridades locales les brindarán ayuda en calidad de migrantes desplazados, y se les garantizará seguridad, además de atención sanitaria necesaria. En un comunicado, el gobierno estatal también resalta que se contribuirá para que se les garantice a los desplazados total respeto a sus derechos humanos y se busque solución a los problemas que les afectan. Refirió que esta es la tercera vez que estas familias se refugian en territorio tabasqueño, luego de un problema que se inició hace cinco años, cuando un grupo de 96 familias se asentaron en el parque nacional Sierra de Lacandón, Departamento del Petén, Guatemala. Por tratarse de una reserva ecológica de la biosfera maya, fueron desalojadas por el Ejército del vecino país, refugiándose en el ejido Nuevo Progreso de Tenosique, en la frontera con Guatemala. Expuso que según delegados municipales de Nuevo Progreso, la primera vez algunos desplazados cometieron delitos como la quema de una tienda Diconsa y el saqueo de maderas que fueron decomisadas. Y que en las dos anteriores ocasiones permanecieron en el lugar dos o tres días, y en esta tercera ocasión van ya más de 10 días, lo que causa preocupación en habitantes de Nuevo Progreso. Según el diario guatemalteco Prensa Libre, el Ejército expulsó a los campesinos por supuestamente colaborar con el narcotráfico. El ministro de Gobernación de Guatemala, Carlos Menocal, admitió que los campesinos fueron desalojados “porque se consideró que estaban aportando o colaborando con el narcotráfico”, y que con ese destierro “se recuperaron unas 48 mil hectáreas”. Las familias desplazadas aseguran que no tienen nada que ver con el crimen organizado, que sus casas fueron quemadas “y corridos a balazos” de Guatemala.

Comentarios