Procederán penalmente padres de familia por caso Humboldt

miércoles, 21 de septiembre de 2011
PUEBLA, Pue. (apro).- La Sociedad de Padres de Familia del Colegio Alemán Humboldt advirtió que procederá penalmente en contra de los involucrados en el desfalco de 24 millones de pesos que formaban parte de un fideicomiso para garantizar la educación de alumnos que quedaran en orfandad y que fue duisuelto subrepticiamente. En rueda de prensa, Augusto Galván y Patricia Velasco, presidentes de la Asociación de Padres de Primaria y de Secundaria de ese instituto, respectivamente, dijeron que aunque hasta ahora han procedido por la vía civil en contra de Bancomer, de los directivos de la escuela y de anteriores integrantes de mesas directivas de paterfamilias, sí tienen contemplado seguir el caso por la vía penal. “En estos momentos nos estamos guiando por la vía civil porque se tienen que anular todo los procedimientos ilegales que cometieron para disolver el fideicomiso, pero no hemos dejado de considerar la parte penal, lo haremos en el momento correspondiente”, aclaró Velasco. En su edición de esta semana (1820), la revista Proceso, dio a conocer que en el caso están involucrados Eric Merckel Reyes, director general de Volkswagen Camiones y Autobuses; Bárbara Karig, esposa del director de Relaciones Corporativas y Estratégicas de la empresa alemana; Thomas Karig, vicepresidente del Consejo Directivo de la institución. En cuanto a la presunta participación de los directivos de la Volkswagen en este desfalco, Velasco confió en que la empresa se desmarque y no permita que sus funcionarios se respalden en la empresa para librarse de responsabilidades sobre los supuestos ilícitos. “Sabemos que se está manchando el nombre de la Volkswagen por estos funcionarios que han utilizado el buen prestigio de la planta para hacer este tipo de situaciones en el país, pero confiamos en que la empresa no va a permitir esta situación y van a tomar cartas en el asunto”, expuso. También, dieron su voto de confianza para que la Secretaría de Educación Pública de Puebla actúe como negociadora para resolver el conflicto, una vez que tenga la información de las pruebas que tienen sobre el desfalco. Esto, pese a que el secretario de Educación del estado, Luis Maldonado Venegas, aseguró que las acusaciones contra el Humboldt son un “tema viejo” que no se ha podido comprobar. Velasco dijo que si los padres de familia habían tardado para obtener información comprobatoria de este fraude, fue porque el gobierno de Mario Marín –quien tiene un “hijo natural” en ese instituto– y los funcionarios estatales del anterior sexenio, se encargaron de bloquear los accesos a la documentación. Sobre la demanda civil promovida en el Juzgado Quinto de lo Civil, los padres de familia precisaron que en estos momentos están por ser notificados de la respuesta que dieron los presuntos implicados en el desvío. Rechazaron ser una “minoría” como lo asegura la escuela, pues señalan que fueron electos de manera democrática por la mayoría de los padres de familia como sus representantes. Cuestionados sobre si tienen indicios del destino que tuvieron esos recursos que se reunieron con aportaciones de los padres de familia y que servirían para garantizar la continuación de los estudios hasta la universidad de alumnos que pudieran quedar huérfanos, Galván dijo que no tienen la certeza, pero sí sospechas. En ese sentido mencionó el hecho de que la papelería escolar fue adquirida por el Consejo de Directivo del Colegio en el 2007 y que una de las primeras acciones fue aumentar de 50 mil pesos a 29 millones el capital de ese pequeño negocio “que ni por asomo es una Office Depot”. “Recordemos que el colegio es una asociación civil y como tal no puede hacer retiros, en cambio sí se pueden hacer retiros de dinero de una empresa como lo es la papelería”, infirió. Además de la ilegal disolución del Fideicomiso, que se realizó sin consentimiento de la mayoría de los padres de familia como era el requisito impuesto en el contrato firmado el 4 de noviembre de 1992 con Bancomer, mencionaron que también se cometieron otras ilegalidades como la autodisolución de la Asociación de Padres de Familia en el año de 2005 y la falsificación de firmas en 2009 para presentar ante la SEP una mesa directiva conformada por personas allegadas a la dirección de la escuela. El Colegio Humboldt es una escuela público-privada, que opera en México con el apoyo del gobierno alemán, el cual paga a 14 maestros de ese país, incluyendo al director, y entrega subsidios directos al instituto por la enseñanza del idioma alemán en el extranjero.

Comentarios