Piden feministas de Chiapas ley proaborto similar a la del DF

miércoles, 28 de septiembre de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Cientos de activistas defensoras y promotoras del derecho de las mujeres en Chiapas pidieron al Congreso del Estado y al gobernador Juan Sabines Guerrero, homologar el derecho de las chiapanecas a decidir sobre su cuerpo, tal como se establece en el marco jurídico del Distrito Federal. Al conmemorar hoy el “Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe”, a 30 años de la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres (CEDAW, por sus siglas en inglés), exigieron a los diputados y al gobernador de Chiapas una reforma que, al igual que en el Distrito Federal, autorice la interrupción legal del embarazo durante las 12 primeras semanas de gestación. Nancy Zárate Castillo, activista de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, recordó que de todas las entidades del país, sólo en el Distrito Federal existe una ley que despenaliza el aborto bajo cualquier circunstancia cuando éste se realiza dentro de las primeras 12 semanas de gestación; y los servicios de salud públicos de la Ciudad de México, brindan la atención a las mujeres, sin importar edad, estado civil o lugar de residencia. Indicó que si Chiapas homologa su ley a la del Distrito Federal, el Gobierno del Estado daría una señal positiva para el cumplimiento de los convenios y tratados internacionales a favor de las mujeres, incluidos los objetivos del milenio, que forman parte de la Constitución Política de Chiapas, para que su defensa por los derechos de las mujeres no quede en el discurso político. Durante una protesta realizada a las fueras del Congreso del estado, en la que participaron activistas de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, el Colectivo Feminista Mercedes Olivera, el Colectivo de Atención Integral de la Familia, el Observatorio 5º, la Marcha Mundial de las Mujeres Chiapas, la Red de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, miembros de Global Fund for Women y el Colectivo Lésbico-Feminista Autónoma, exigieron a los diputados locales de Chiapas y al gobernador Juan Sabines Guerrero estar del lado de las mujeres. Por medio de volantes distribuidos por las principales calles de la capital del estado y San Cristóbal de las Casas, dieron a conocer que la CEDAW ha solicitado al Estado mexicano, así como a las entidades de la República revisar la legislación que penaliza el aborto y que cuando proceda, se garantice el acceso rápido y fácil al aborto; además, de emprender acciones encaminadas a disminuir la mortalidad provocada por la interrupción ilegal del embarazo. Recordaron que en la recomendación general 24 de la CEDAW sobre la mujer y la salud, se menciona que “en la medida de lo posible, debería enmendarse la legislación que castigue el aborto a fin de abolir las medidas punitivas impuestas a mujeres que se hayan sometido a abortos”. Sin embargo, señalaron que Chiapas, al igual que otros 16 estados, ha reformado su Constitución –en su artículo 4– para que el estado reconozca, proteja y tutele “el derecho a la vida que todo ser humano tiene desde el momento de la concepción”. A juicio de las inconformes, la ley aprobada en el estado contraviene las recomendaciones de la CEDAW y obstaculiza el acceso de las mujeres a un aborto legal y seguro. Le recordaron al gobernador Sabines que su reforma al artículo 4 de la Constitución chiapaneca contradice el punto número 5 de los objetivos del milenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo, los cuales, están reconocidos en la carta magna del estado de Chiapas. El punto 5 de los objetivos del milenio plantea para mejorar la salud materna: “Para su cabal cumplimiento y enmendando las contradicciones, se hace indispensable promulgar la interrupción legal del embarazo para respetar la autonomía de las mujeres respecto al ejercicio del derecho a decidir sobre su cuerpo, su sexualidad y su vida reproductiva”.