Exigen profesores de Acapulco seguridad para el sector magisterial

miércoles, 11 de enero de 2012
CHILPANCINGO. Gro. (apro).- Docentes de Acapulco se manifestaron en este destino turístico para exigir el esclarecimiento del asesinato de la profesora Ninfa María Viruel Andraca y demandar al gobierno estatal el cumplimiento del compromiso de brindar seguridad para el sector magisterial. La protesta comenzó por la mañana mediante una marcha silenciosa sobre la avenida costera Miguel Alemán, que partió de la sede de la Subcoordinación de Servicios Educativos de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) –a la altura de la glorieta de la Diana– rumbo a la explanada del asta bandera que se ubica frente a la playa Papagayo, donde se realizó un mitin. El contingente de 300 trabajadores de la educación, conformado por docentes de tres zonas escolares y personal de la secundaria técnica 68 ubicada en Ciudad Renacimiento, repudió la narcoviolencia que prevalece en este destino de playa, a pesar de la implementación del operativo de seguridad Guerrero Seguro; y condenaron la indolencia gubernamental frente a la impunidad que envuelve a las acciones de los criminales. Los profesores, que en su mayoría vestían de blanco y portaban listones negros en señal de luto, señalaron que la ejecución de la profesora de educación física, ocurrida el 2 de enero, es consecuencia de la falta de cumplimiento del acuerdo suscrito el año pasado por las autoridades de los tres niveles de gobierno para revertir los efectos de la narcoviolencia en el puerto. “Como no se han aplicado esos acuerdos (de seguridad), ahí tenemos a la primera víctima, secuestrada, extorsionada y asesinada que es nuestra compañera”, expresó un profesor. Otro docente, identificado como Lorenzo Meza Ubaldo de la escuela secundaria técnica 68, ubicada en Ciudad Renacimiento y compañero de la docente victimada, señaló: “Queremos pedirle al gobernador (Ángel Aguirre), que así como lo llevamos al poder, así le exigimos que aplique toda la ley en contra de esos criminales”. También, los manifestantes demandaron que se reanuden los patrullajes de vigilancia que se implementaron después del paro laboral que realizaron el año pasado y la instalación de un retén militar en las inmediaciones de la secundaria técnica 68, que permanece en suspensión de clases desde este lunes 9. Luego de la protesta, los manifestantes retornaron a la sede de la SEG en este puerto en espera de una respuesta positiva de las autoridades, advirtiendo que de lo contrario, el magisterio porteño podría volver a suspender labores como lo hicieron en septiembre del año pasado, protesta que se prolongó por casi tres meses.