Edil panista que amagó con vender elección, denuncia "guerra sucia"

viernes, 13 de enero de 2012
CAMPECHE, Cam. (apro).- El alcalde campechano con licencia, Carlos Rosado Ruelas, aseguró que pese al escándalo que desataron los audios filtrados en los últimos días, en los que se le escucha amenazar con “vender” la elección municipal al PRI y decir que utilizará recursos públicos para sus propósitos proselitistas, no renunciará a la contienda interna del domingo, en la que disputará la candidatura del PAN a la diputación federal por la vía plurinominal. Rosado Ruelas, entrevistado en un restaurante de la ciudad donde se dejó ver, se dijo víctima de una “guerra sucia” en la que, aseguró, está infiltrado el gobierno del estado. “No puedo seguir dejándome de esta gente ruin, de esta gente mala que, dentro del seno del propio ayuntamiento, dentro de la propia intimidad, estén revelando este tipo de cosas, desafortunadamente es un grupo panista, no le echemos la culpa al PAN, que es un partido vigoroso, fuerte”, dijo. Insistió en que “lamentablemente hay grupos que no quieren el desarrollo de Campeche, pero están metidos de lleno con el sistema estatal, yo eso sí se los digo y se los reitero, el gobierno del estado tiene metida las manos aquí”, acusó. Dijo que no expondrá a su familia, “a mi familia de verdad, que está siendo víctima de chantajes, de abusos, y vuelvo a repetir a todos los campechanos, a todos los miembros activos, a todas las líderes que ayer salieron a responder y apoyarme, voy a seguir dando la cara por Campeche”. En franca alusión al eslogan de campaña que en su momento utilizó el gobernador priista Fernando Ortega Bernés, “Yo quiero a Campeche”, el panista soltó: “Yo sí quiero a Campeche y si estas personas no quieren que yo siga o que continúe, pues se van a quedar sentados, porque voy a continuar”. Respecto de la cita que ayer tuvieron él y el dirigente estatal del PAN, Eric Estefan Chong González, en la sede nacional de su partido, comentó que “el CEN nacional me pidió, nos pidió, y yo le pedí también, que nos dejara competir. “Nos vamos el domingo a la contienda interna, y vamos a ganar, y por supuesto que me voy a sujetar a las disposiciones de mi partido posteriormente, esto para mí ha significado un linchamiento total, una guerra sucia total, de gente que no quiere al PAN, de gente que no quiere el desarrollo de Campeche”, afirmó. Comentó: “Mi familia, mis papás, mis hijas, no se merecen este linchamiento, no me he robado nada, no me he llevado nada, simple y sencillamente confié en personas ruines, personas que no tienen moral y hoy afortunadamente cuento con el apoyo y respaldo de toda mi familia, que ahí están sentados, venimos a almorzar, preparándonos, para lo que sigue el domingo. “Y vuelvo a insistir: yo seguiré, insistiré en el desarrollo de Campeche, allá los que no quieran que yo continúe, porque posiblemente tengan miedo de lo que vaya a suceder, porque yo sí quiero a Campeche, quiero que cosas buenas sigan sucediendo en el estado. “Estoy seguro de ganar, y si no gano, aceptaré mi derrota, aceptaré que la gente del PAN, que el pueblo campechano, que los miembros activos no me quieren, y entonces tomaré una decisión, no me retiro, yo sigo de frente, no he hecho nada malo, cometo errores como cualquier ser humano, pero estoy respaldándome con toda mi familia”, finalizó.