Alerta amarilla en Oaxaca por influenza; hay un deceso

martes, 17 de enero de 2012
OAXACA, Oax. (apro).- El secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, destacó que el semáforo epidemiológico en la entidad se ubica en “alerta amarilla”, debido a el número de casos de influenza humana AH1N1 no sólo se elevó a 57, sino que ya se registró la primera defunción por esa enfermedad. Al comparecer ante diputadas de la Comisión Permanente de Salud del Congreso local, Tenorio Vasconcelos precisó que en la segunda semana epidemiológica se han presentado 57 casos de influenza humana en poblados pertenecientes a las jurisdicciones sanitarias del Valle Central, Sierra Norte e Istmo de Tehuantepec. Asimismo, confirmó la defunción de un bebé de cuatro meses, quien fue atendido en el Hospital General de Zona número 1 del IMSS de esta ciudad. Sin embargo, aclaró a las legisladoras Marlene Aldeco Reyes Retana, Margarita García García y Rosalinda Domínguez Flores que no hay razones para elevar la alerta epidemiológica, ya que los casos registrados no constituyen un problema que trastoque el comportamiento alimentario, asistencia al trabajo o escuelas entre la población. Informó que los reactivos para efectuar las pruebas que confirmen la existencia de influenza AH1N1 en un paciente no están disponibles en el Hospital Civil “Doctor Aurelio Valdivieso”, sino en el Laboratorio Estatal de Salud Pública y, en el caso de las vacunas, éstas se aplican a grupos en riesgo vulnerables y no se recomiendan para la población abierta. Señaló que la vacunación es una medida preventiva que da resultados, y dio a conocer que de las 500 mil dosis biológicas disponibles, 300 mil ya se han aplicado y se cuenta con una dotación de 200 mil. Cuestionado por la legisladora panista Reyes Retana, para que explicara la atención que se brinda en el Hospital Civil “Doctor Aurelio Valdivieso” a pacientes con insuficiencia renal, Germán Tenorio dijo que en estos casos existe una política nacional de la Secretaría de Salud que establece que el Seguro Popular no puede atender ese tipo de padecimientos. Sobre la iniciativa de Ley sobre Violencia Obstétrica, enviada al Congreso por el gobernador Gabino Cué, opinó que debe ser revisada por los colegios y asociaciones, así como por universidades e integrantes de la LXI Legislatura local. Afirmó que esta propuesta podría tener congruencia si en las unidades médicas existieran los recursos materiales suficientes para que los médicos y enfermeras atiendan a las pacientes conforme a la normatividad establecida y sin riesgo para las parturientas. Puntualizó que no se puede responsabilizar a los trabajadores de la salud cuando se presentan casos de emergencia obstétrica y éstos no tengan los elementos necesarios para hacer frente a la situación, por lo que manifestó su desacuerdo con penalizarlos en una ley.