Indígenas chiapanecos saquean alcaldía de Bochil; exigen obra pública

miércoles, 18 de enero de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un grupo de indígenas procedentes de diversas comunidades y de la cabecera municipal de Bochil, saquearon la alcaldía de ese lugar y quemaron dos patrullas en protesta porque el presidente Milton Fernando Hernández Pérez no ha realizado obra pública en sus localidades. A menos de un año de que Hernández Pérez termine su administración, indígenas de unas 36 comunidades instalaron un plantón en las puertas de la Presidencia Municipal desde el pasado lunes 16 de enero, animados por regidores que mantienen una actitud opositora al alcalde Hernández Pérez. Los cientos de hombres y mujeres tenían pancartas para exigir al alcalde obra pública como agua potable, caminos, aulas, pavimentación de calles y otras que, denunciaron, no ha realizado desde que hace un año asumió el cargo. Esta tarde se dio a conocer que “al ser provocados” por los policías municipales, los cientos de campesinos ingresaron por la fuerza a la Presidencia Municipal, donde destruyeron todo lo que encontraron a su paso. Además de destruir muebles y regar documentos por doquier, los inconformes quemaron dos patrullas municipales y bloquearon el tramo de la carretera federal que pasa en medio del pueblo y comunicad a a capital del estado de Chiapas con la capital del vecino estado de Tabasco. Este incidente provocó que muchas escuelas suspendieran clases este miércoles y que un convoy de la policía estatal se trasladara desde la capital del estado a ese lugar ubicado a unos 100 kilómetros al norte de la ciudad para retomar el control de la zona. Hasta esta noche todavía seguían las negociaciones entre los inconformes y el alcalde, y la mediación de funcionarios del gobierno de Chiapas, para gestionar recursos que aterricen en cada una de las comunidades que demandan obra pública.  

Comentarios