Divide a priistas de Tabasco designación de su candidato a gobernador

jueves, 19 de enero de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Una virtual rebelión provocó en el priismo tabasqueño la “imposición” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para que el exalcalde de Centro (Villahermosa), Jesús Alí de la Torre, sea el candidato “de unidad” para el gobierno del estado. Luego de más de una semana de negociaciones, la madrugada de este jueves el CEN difundió un comunicado de prensa en el que informó que se concretó “el acuerdo de unidad en torno a Jesús Alí de la Torre para ser postulado próximamente como candidato del PRI a la gubernatura del estado de Tabasco, y Luis Felipe Graham, a la presidencia municipal de Centro, previo cumplimiento del proceso interno correspondiente”. En la reunión, encabezada por el dirigente nacional, Pedro Joaquín Coldwell, que se desarrolló “en términos de diálogo y respeto”, se señaló que las candidaturas de Alí y Graham “colocan al partido en camino a la victoria en el estado de cara al proceso electoral de 2012”. Con esta decisión, refirió el PRI en su boletín de prensa, “el priismo de Tabasco se declara listo para ganar la gubernatura, las alcaldías, el Congreso del estado, el Senado, las diputaciones federales y llevar a Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República”. Por la mañana, en los principales noticieros de radio, se desgranó el repudio de militantes priistas a la “imposición” que –denunciaron– cometió el CEN; y Benito Neme Sastré, compadre del precandidato presidencial, Enrique Peña Nieto, a quien siempre señalaron como el principal impulsor de Alí de la Torre, por encima de Graham Zapata, a quien apoyaba el gobernador Andrés Granier Melo. Las negociaciones tomaron un giro inesperado en las últimas horas de la madrugada, cuando todo suponía que Graham Zapata sería el candidato y Alí de la Torre aceptaría ir al Senado en primera fórmula. Joel Cárdenas Arronis, coordinador de la Red Ciudadana que operó eficazmente para llevar a la gubernatura a Granier Melo en 2006, tachó como “decisión absurda” la designación del CEN en favor de Alí de la Torre y anticipó que con esto “se está entregando el próximo gobierno próximo al PRD porque es la opción que tiene un buen candidato”. Aseguró que Graham Zapata era quien podía disputarle la gubernatura al perredista Arturo Núñez Jiménez con “ciertas posibilidades” de triunfo, pues reconoció que los problemas del gobierno granierista para gobernar “han generado inconformidad y minado al PRI”. Advirtió que Red Ciudadana –con presencia en todo el estado– podría apoyar a Núñez Jiménez y que Alí de la Torre, como alcalde de Centro “ya demostró que no sabe gobernar; (además) armó un gabinete muy pobre”. En ese tono, se manifestaron decenas de operadores políticos de Graham Zapata en todo el estado, tanto en estaciones de radio como en las redes sociales. Samuel Cupil Córdova dijo que hay inconformidad por la imposición de Alí de la Torre y que aun cuando en el CEN “se tomen acuerdos cerrados, en Tabasco tenemos la última palabra”. Por su lado, Jaime Mier y Terán, de los primeros 10 anotados y luego excluido para dejar sólo cinco aspirantes, recriminó que la cúpula del PRI haya construido una “unidad artificial”, y lamentó que en un cuarto se encierren unos cuantos “y decidan por todo un pueblo porque ya un dedo lo decidió”. Presidente de la Fundación “Isabel de la Parra, Alianza por Tabasco”, que lleva el nombre de la esposa del exgobernador Roberto Madrazo, Mier y Terán anunció que impugnará el proceso interno porque una candidatura de unidad –dijo– “no se da entre dos o cinco que quién sabe por qué método fueron seleccionados, sino entre todos”. Rechazó la supuesta candidatura de unidad de Jesús Alí por que, reclamó, no lo incluyeron. “No tengo porqué participar en una candidatura de unidad donde a mí no se me ha considerado, no se me encuestó, no me siento partícipe de esa unidad”, sostuvo. Por la tarde, seguidores de Graham Zapata que, hasta las 15:00 horas no había dado la cara a sus simpatizantes, convocaban por radio y redes sociales a una marcha de repudio “a la imposición de Jesús Alí por el compadre Benito”. A su arribo a Villahermosa, al filo de las 14:00 horas, el exsecretario de Gobierno y también aspirante a la gubernatura, Humberto Mayans Canabal, confirmó que va en primera fórmula para el Senado de la República. Queman credenciales Horas más tarde, cientos de priistas inconformes con la “imposición” de Alí de la Torre quemaron credenciales de su partido, tomaron las instalaciones del Comité Directivo Estatal (CDE) y, hasta las 20 horas, mantenían retenidos de decenas de empleados. Los inconformes, alrededor de 500 y simpatizantes del doctor Luis Felipe Graham Zapata, anunciaron, además, que a partir de mañana viernes cerrarán carreteras en todo el estado para impedir que se “consuma la imposición” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) “y del compadre de Peña Nieto, Benito Neme”, en favor de Alí de la Torre. Advirtieron que esta acciones son “el comienzo y preludio” de una rebelión priista, como la ocurrida los días 19 y 20 de enero de 1995, para impedir que el gobernador Roberto Madrazo fuera depuesto por “el centro”. La toma del CDE provocó la cancelación de la rueda de prensa citada para las 19:30 horas, en la que se informaría del acuerdo firmado en el CEN, la madrugada de hoy, en el que  surgió Alí de la Torre como candidato “de unidad”. Los priistas se reunieron por la tarde en la Ciudad Deportiva de esta capital donde quemaron cientos de credenciales de su partido y posteriormente, marcharon hasta el CDE donde permanecen esta noche y de dónde, advirtieron, no se moverán hasta impedir “el dedazo” del CEN. Ante la creciente inconformidad, el líder estatal priista, Miguel Romero, llamó a la prudencia y a cerrar filas en torno al tricolor, y a quienes serán sus candidatos a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, y a la gubernatura, Jesús Alí de la Torre. Aclaró que quienes cumplan con los requisitos podrán inscribirse en la Convención de Delegados, método aprobado para seleccionar candidato del PRI al gobierno. Sin embargo, señaló que se buscará generar la mayor unidad posible. Adelantó que lo que sigue es la publicación de la convocatoria para el proceso interno, el cual será entre la segunda quincena de febrero y principios de marzo. Por su lado, el exsecretario de Salud, Luis Felipe Graham, vía Twitter, dejó entrever que aceptó los acuerdos para que Alí sea el candidato a la gubernatura y él abanderado a la alcaldía de Centro. “Es mi principal instrumento; soy institucional. Mi fuerza es la gente, mi proyecto es de largo plazo”, escribió. Por su parte, el exalcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, uno de los cinco finalistas a la candidatura e inconforme también con “la imposición” de Alí, convocó a “quienes se sientan engañados, utilizados y con ganas de trabajar por Tabasco, a no rendirse”. “Sólo hay nombre, aún falta candidato”, escribió en su cuenta de Twitter.