Reprueba Aguirre acusaciones de Figueroa contra Añorve

martes, 24 de enero de 2012
CHILPANCINGO. Gro. (apro).- El gobernador Ángel Aguirre Rivero reprobó las imputaciones que hizo Rubén Figueroa Smutny --hijo del exgobernador, Rubén Figueroa Alcocer-- en contra del actual alcalde priista de Acapulco, Manuel Añorve Baños, a quien llamó “narcoalcalde” y lo acusó de “ladrón”. “A mí, en lo particular, me parece que no es la manera de hacer política”, expresó Aguirre, quien también ha sido vinculado al narcotráfico debido a que es acusado de brindar protección a un supuesto primo, Víctor Aguirre Garzón, señalado como uno de los líderes de la banda criminal que se hace llamar Cártel Independiente de Acapulco (Cida). Consultado por la mañana sobre este tema, durante una gira de trabajo que realizó al norte de esta capital, el Ejecutivo señaló que no está de acuerdo cuando los políticos hacen comentarios “en el ámbito personal” y se lanzan “descalificaciones”. Enseguida remató diciendo que las acusaciones del hijo de Figueroa Alcocer, su adversario político, en contra del edil porteño, no es la manera de hacer política. Aguirre Rivero y Añorve son primos en segundo grado. La semana pasada, en el contexto de la disputa interna priista por las dos candidaturas al Senado, el hijo de Figueroa Alcocer sostuvo en su página de Facebook, que Añorve recibió en la pasada campaña de gobernador dos millones de dólares de Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, actualmente preso acusado de narcotráfico y quien al momento de su detención, en agosto de 2010, se disputaba el liderazgo del cártel de los Beltrán Leyva. Al respecto, Figueroa Smutny aseguró que existe un expediente abierto sobre los presuntos vínculos de Añorve con el narco; y advirtió que podría exhibirlo. Luego cuestionó: “Esa es la forma en que el PRI se blinda en las campañas?” Figueroa Smunty, quien aspiraba a ser candidato al Senado y acusó a Añorve de haberlo traicionado y sacado de la jugada política, también escribió: “Manuel Añorve es tan ladrón que se roba solo. En su campaña a gobernador se robó 100 millones de pesos que no metió a la campaña contribuyendo con eso a la derrota suya y del PRI a la elección de gobernador en Guerrero.” Por su parte, el alcalde porteño calificó de calumnias las acusaciones de Figueroa Smutny; y anunció la semana pasada que interpondría una denuncia por difamación contra el nieto del exgobernador, que es considerado como el emblema del caciquismo en Guerrero y promotor de la guerra sucia en la entidad. Ofrece diálogo a normalistas Por otro lado, el gobernador Aguirre llamó a los normalistas de Ayotzinapa a restablecer el diálogo para evitar que pierdan el semestre escolar que concluirá el próximo 27 de enero. Por ello, Aguirre avaló cualquier propuesta que hagan los normalistas sobre la designación de un interlocutor. Los estudiantes decidieron suspender todo tipo de comunicación con el gobierno estatal, a partir del asesinato de dos de sus compañeros durante el desalojo realizado por policías federales y estatales el 12 de diciembre del año pasado. “Lo más importante es restablecer la comunicación para que concluyan el semestre y restablecer la normalidad”, expresó Aguirre, a pesar de que a más de un mes del doble crimen, el caso sigue impune y ningún servidor público ha sido sancionado.