A garrotazos y gases desalojan plantón contra CFE en Veracruz; seis indígenas heridos

miércoles, 25 de enero de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- Por instrucciones del alcalde priista de Las Choapas, Renato Tronco Gómez, la policía municipal desalojó violentamente un plantón del Movimiento de Resistencia Civil frente al ayuntamiento y provocó lesiones severas a seis de sus integrantes indígenas. Los activistas, que desde hace un par de años se declararon en resistencia por las altas tarifas que cobra la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la zona sur del estado, realizaron esta mañana una manifestación pública para demandar la intervención de las autoridades estatales en este conflicto. En el plantón, efectuado frente al Palacio Municipal de Las Choapas, al sur de la entidad, participaron alrededor de 300 habitantes de diversas comunidades de la zona; fueron desalojados a golpes de garrotes y gases lacrimógenos por los agentes. Francisco Javier Jiménez, dirigente del movimiento civil que dejó de pagar el servicio eléctrico en protesta por los altos costos, señaló que con esta acción pretendieron solicitar el apoyo del alcalde Tronco Gómez, sin embargo, al llegar al lugar fueron recibidos a “garrotazos y con equipos antimotines”. En el desalojo del plantón –dijo– participaron alrededor de 30 policías que portaban equipos antimotines y lanzaron gases lacrimógenos contra los pobladores; además, les decomisaron una camioneta. Jiménez señaló que el propósito de la movilización fue solicitar la intervención del alcalde ante el gobierno de Javier Duarte para que éste, a su vez, intercediera ante la CFE. Sin embargo, la respuesta de las autoridades municipales, subrayó, “fue de represión y violación al derecho de libre manifestación que tenemos los ciudadanos”. Afirmó que la protesta se realizaba de manera pacifica y a pesar de ello, fueron “agredidos de manera violenta con garrotes por parte de los policías”. Sobre la camioneta incautada, dijo que acudirán ante las autoridades judiciales para interponer una denuncia por robo y por lesiones contra las personas que resultaron heridas durante la refriega. El hecho fue condenado por diversas organizaciones civiles, entre ellas, la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP), que calificó de “brutal” la represión cometida contra los indígenas del sur de la entidad por parte de las autoridades municipales. La AMAP reprobó la actuación del alcalde de Las Choapas, donde “cientos de hombres, mujeres y niños, muchos de ellos indígenas nahuas y popolucas, fueron agredidos con violencia por el simple hecho de demandar al gobernador Javier Duarte su intervención para frenar la escalada represiva que viene instrumentando la CFE en su contra”. La AMAP recordó que la CFE ha interpuesto diversas denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de los pobladores que se han resistido a pagar las altas tarifas del servicio eléctrico, algunos de los cuales han sido detenidos y obtenido la libertad bajo fianza. El alcalde Renato Tronco, subrayó, “tiene un largo historial represivo y fue quien ordenó el ataque en contra de los manifestantes”, agrupados en el Movimiento de Resistencia Civil Indígena y Popular del Sur de Veracruz. Solicitó la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para que sean sancionados los responsables; condenó la criminalización de decenas de usuarios veracruzanos de energía eléctrica que son “perseguidos” por expresar su descontento por los cobros excesivos, altas tarifas y mal servicio de la CFE.