Arrecia "fuego amigo" entre aspirantes del PRI en Tabasco

miércoles, 4 de enero de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Arrecia el “fuego amigo” por la designación del candidato priista a la gubernatura, así como la inconformidad entre los cinco aspirantes finalistas por la encuesta que se aplicará para conocer su posicionamiento electoral, previa a la convención de delegados que deberá elegir al abanderado del PRI. En su edición de hoy, el diario Presente, uno de los de mayor circulación en Tabasco, condenó la masiva distribución de una portada apócrifa de su edición del pasado 21 de diciembre, con el titular a ocho columnas “Ven firme a Jesús Alí” y subtítulo: “Encabeza la preferencia electoral. Así lo confirman todas las encuestas aplicadas en el estado”. El periódico, del Grupo Presente Multimedios que encabeza el empresario Ignacio Cobo González, socio de Carlos Slim en Teléfonos de México (Telmex), publicó la portada original del 21 de diciembre y anunció su derecho a proceder legalmente “contra gente perversa” que falsificó la portada del diario. El exalcalde del municipio de Centro (Villahermosa), Jesús Alí de la Torre, es uno de los cinco aspirantes finalistas para la nominación priista al gobierno del estado, junto con el exsecretario de Salud, Luis Felipe Graham; el también exalcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz; la diputada federal Georgina Trujillo Zentella, y el senador Francisco Herrera León. Adversarios de su propio partido han denunciado que Benito Neme Sastré, hijo del fallecido exgobernador Salvador Neme Castillo, aprovechando el compadrazgo que tiene con el precandidato presidencial, Enrique Peña Nieto, pretende “imponer” a Jesús Alí en la candidatura. El exalcalde confirmó hoy que, efectivamente, quiere ser “el candidato de Benito, pero también de todos los tabasqueños”. Por su lado, la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), especializada en estudios de opinión, se deslindó de una supuesta encuesta que circuló profusamente en las redes sociales en la que, presuntamente, Jesús Alí encabeza las preferencias, seguido de Luis Felipe Graham y Evaristo Hernández Cruz. A través de su cuenta de Twitter, la empresa GCE que dirige Federico Berrueto en sociedad con Liébano Sáenz, exsecretario particular del expresidente Ernesto Zedillo, aseguró que no han realizado encuestas “que coincidan con el tweet del 2 de enero”, día en que empezó a circular el presunto sondeo de opinión, y que cualquier información sobre el ambiente político de Tabasco “es responsabilidad exclusiva de quien la pública”. La manufactura de la supuesta encuesta se le achacó al PVEM, pero el Partido Verde, a través del diputado federal Juan Gerardo Flores Ramírez, rechazó haber contratado algún sondeo para evaluar electoralmente a los aspirantes priistas al gobierno del estado. En ese escenario, y porque “ya no sirven para nada y se venden al mejor postor”, el exalcalde Evaristo Hernández descalificó la encuesta que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) pretende aplicar entre los cinco priistas finalistas, entre ellos él, para conocer su posicionamiento electoral, previa a la convención de delegados que deberá elegir al candidato a más tardar en febrero. Dijo que las encuestas perdieron credibilidad porque han sido “muy manoseadas”, son muy caras y siempre favorecen “a quien las paga”. Aseguró que cada sondeo cuesta dos millones de pesos, “pero si quieren que sea a modo, te cuesta cuatro millones, se duplica el valor. “No hay ninguna encuestadora confiable. Se han vendido con quienes tienen para pagar. Al menos en Tabasco no le dan confianza a nadie, por eso digo que las encuestas ya no sirven para nada”, machacó. Sostuvo que, más que encuestas, se deben de tomar acuerdos antes de llegar a la convención de delegados y designar al candidato que garantice el triunfo del PRI. “En Tabasco nunca ha sido fácil una elección de gobernador, pero esta es la más complicada, la más riesgosa y, si se elige mal al candidato, perderemos la gubernatura”, advirtió.