Entre triunfalismos y cifras alegres, rinde César Duarte informe de relumbrón

lunes, 1 de octubre de 2012
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Salió de un túnel decorado con árboles que simulaban un bosque para llegar al centro del escenario: una plataforma giratoria desde donde saludó uno a uno a los invitados especiales cuando eran nombrados, a su Segundo Informe de Gobierno, ayer domingo. El escenario era un cuadrilátero iluminado, los asistentes podían ver al gobernador de Chihuahua desde cualquier ángulo del gimnasio “Manuel Bernardo Aguirre”. Hasta ahora el gobierno del estado no ha difundido cuánto gastó en dicho escenario, con capacidad para alrededor de 8 mil personas, donde distribuyeron cuatro mega pantallas HD cubiertas alrededor con lienzos blancos. En los extremos había cuatro pantallas más. En la cancha de basquetbol colocaron protecciones plásticas; ahí estuvieron los invitados especiales: 18 gobernadores, 12 senadores, 16 diputados federales, 66 alcaldes, 30 diputados locales, el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Pedro Joaquín Coldwell, así como líderes religiosos y empresariales. Para cerciorarse que todo el público escucharía el mensaje del gobernador, se colocaron 32 bocinas en el techo y 16 sobre el piso. Había alrededor de cien luminarias y ocho pantallas LED de alta definición, un equipo de técnicos que trabajaron a marchas forzadas previo y durante el informe. Fue inevitable que asistentes y usuarios de redes sociales compararan aquel acto con un concierto. El ciudadano común, fue revisado de pies a cabeza. Prohibieron ingresar plumas, navajas, cortaúñas y decomisaron hasta latas de atún. Estudiantes de diferentes plateles oficiales, trabajadores del gobierno del estado y ayuntamientos de diversas regiones, así como un grupo nutrido de indígenas rarámuris, fueron trasladados de lejanos poblados en camiones contratados para el evento. En esta ocasión, los tarahumaras permanecieron en las gradas, desde donde escucharon que no hay migración de indígenas en el estado, porque a pesar de la sequía y hambruna, el gobierno de César Duarte logró controlar la situación. Esa versión contrasta con la de sacerdotes diocesanos religiosos de la capital del estado y de la Sierra Tarahumara que han insistido en que urge apoyo porque la migración ha incrementado. Los mismos indígenas de las cuatro etnias así lo han dado a conocer. “La sequía diezmó hato, vacunos y ovinos, y maíz y frijol; y manzanos y nogales se perdieron. Los de Chihuahua estamos hechos para la adversidad, para tal nos educaron nuestros padres, así fueron templados ellos. Es nuestra obligación forjar así el carácter de nuestros hijos”, asentó el mandatario estatal. La plataforma del escenario, iluminaba a cada invitado especial que el gobernador mencionaba. Nombró al presidente estatal del Partido Acción Nacional, Mario Vázquez Robles, pero de inmediato fue desmentida su presencia en redes sociales. El dirigente panista mismo confirmó que no fue al informe del gobernador. Desde esa plataforma iluminada y giratoria, César Duarte manifestó: “Daré todo, hasta mi vida, si es necesario”. Se emocionó y se comprometió de nuevo, a trabajar sin tregua para recuperar la paz de Chihuahua. Entre cifras disparadas en uno y otro tema, en Twiter y Facebook reclamaban que se trataba de una realidad que no viven los chihuahuenses. “El evento es faraónico… los datos son fuera de la realidad… Chihuahua sigue igual de inseguro… no han generado más empleos…”, fueron las expresiones más frecuentes en las redes sociales. “La seguridad es realidad en Chihuahua. Ya no vale la impunidad. Ajustados a las circunstancias que la urgencia nos impone hoy encarcelamos a los que no deben, no pueden, no merecen vivir en nuestra comunidad. Hoy las prisiones de aquí no están más en manos de los delincuentes. Y el orden prevalece. No nos rendiremos jamás”, aseguró Duarte. Sin embargo, quedó fuera del informe la situación de la Sierra Tarahumara, en donde se registran balaceras, enfrentamientos, tomas de pueblos enteros por grupos organizados y clausuras temporales de minas por la misma situación. Tampoco habló del incremento de la violencia en la zona centro sur del estado. Esas sólo son alarmas, ha dicho en diferentes entrevistas. El número de personas detenidas es el que informó, pero no se desglosan en el informe, los casos en los que se ha podido comprobar o no la responsabilidad de los presuntos responsables. La educación fue el rubro que más presumió antes y durante el informe: Se abrieron 35 mil nuevos lugares en el Colegio de Bachilleres; se aceptó en su totalidad a estudiantes de la Universidad Autónoma de Chihuahua. “Cada vez estoy más ilusionado, enamorado de mi trabajo de gobernador de este inmenso estado. Aquí vivimos los del reto. Los que no nos rajamos”, expresó al momento en que se transmitía su imagen en un video a través de las pantallas gigantes. Al finalizar, todos los invitados especiales y acompañantes, fueron a comer a uno de los restaurantes más costosos del centro de la capital del estado. En camionetas blindadas, desfilaron los funcionarios y empresarios, muchos de ellos permanecieron pasadas las 19:00 horas en ese lugar. El aparatoso operativo de seguridad, el número de escoltas, unidades policiacas y camionetas blindadas contrastaba con las cifras y la tranquilidad de la que habló el gobernador del estado. Hoy, durante la entrega del informe al Congreso del Estado, el PRI alabó la gestión de César Duarte: “Ha deshecho el nudo gordiano”, dijo el presidente de la bancada, Enrique Serrano. También lo alabaron los dirigentes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Partido Nueva Alianza (Panal), Partido del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD), las izquierdas. Héctor Ortiz Orpinel, presidente de la bancada del PAN, recriminó que Chihuahua sea el primer lugar en desempleo y en inseguridad; destacó como alarmante los índices de violencia que se registran en la entidad, así como la deuda que ha adquirido el gobernador durante su gestión. “El tema de rendición de cuentas y transparencia también permanece opaco”, indicó Ortiz Orpinel. Y es que no han transparentado los procesos de adquisiciones ni licitaciones de la abundante obra pública que desarrolla en el estado. En cuanto a calidad educativa indicó que no se trata de generar más profesionistas sin vocaciones y sin posibilidades de acceso a trabajo, se requiere un plan integral educativo.  

Comentarios