Gobernador dejará a Chiapas hundido en mega deuda de 20 MMDP

miércoles, 3 de octubre de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Al gobernador Juan Sabines Guerrero le bastaron seis años para endeudar a Chiapas como no lo había hecho otro mandatario en su historia: la cifra actual supera los 20 mil millones de pesos. Con la complicidad de tres legislaturas locales que transcurrieron durante su mandato, Sabines Guerrero elevó al tope el endeudamiento público local que recibió en ceros al iniciar su gestión, en diciembre de 2006. Las tres últimas legislaturas locales (63, 64 y 65) aprobaron año con año montos que paulatinamente fueron aumentando. El más reciente endeudamiento público se avaló la noche de ayer, cuando el pleno de los 41 diputados locales autorizó –con 33 votos a favor, siete en contra y una abstención– al Poder Ejecutivo un préstamo a la banca privada por 3 mil 870 millones de pesos, “más gastos de gestión”. No obstante le pusieron un candado: la mitad de ese préstamo lo ejercerá Sabines Guerrero y la otra mitad su sucesor, Manuel Velasco Coello, a partir del 8 de diciembre próximo, cuando asumirá como gobernador de Chiapas. El dictamen aprobado fue el mismo que la 64 Legislatura local no pudo aprobar horas antes de dejar el Congreso. Pese a los votos en contra del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, la mayoría aplastante del PRI, PVEM y PAN dio luz verde al dictamen a las 23:00 horas del pasado martes 2. El decreto por el que se autorizó el financiamiento para inversiones públicas productivas en el estado, refiere que será para garantizar apoyos y pagos pendientes días antes de la partida del gobernador Sabines Guerrero. El principal argumento del gobierno estatal para la aprobación de dicha iniciativa es que el gobierno federal le debe partidas presupuestales desde 2008, y necesitan más recursos para saldar al final de la administración pública gubernamental. Antes de dejar su curul, la diputada priista Marlene Herrera detalló, el domingo 30 de septiembre, que el gobierno federal le debe al de Chiapas alrededor de 4 mil 500 millones de pesos, y por ello era necesario pedir ese empréstito a la banca comercial. Aunque el gobierno de Chiapas argumenta que esos 3 mil 870 millones de pesos se sumarán a los poco más de 13 mil 500 millones de pesos acumulados, cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público refieren que la nueva deuda se suma a los 16 mil 500 millones ya acumulados, por lo que la deuda supera los 20 mil millones de pesos. Al final de su sexenio, Sabines enfrenta una serie de conflictos en diversas dependencias, donde trabajadores de la burocracia estatal se quejan de que no haber recibido retroactivos. Además, decenas de alcaldías han solicitado a la Secretaría de Hacienda del gobierno de Chiapas que le deposite las partidas presupuestales que led corresponden para saldar deudas con proveedores de servicios, contratistas de obra pública y empleados municipales que reclaman sus sueldos.

Comentarios