'Greg' reta al alcalde de Cancún a un debate para "limpiar" su nombre

martes, 30 de octubre de 2012
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El exalcalde Gregorio Sánchez Martínez acusó de “cobarde”, “mentiroso” y “Judas” al actual presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, quien la semana pasada lo denunció penalmente por la desaparición de 229 millones de pesos de las arcas municipales. Greg Sánchez retó al alcalde a debatir con él públicamente para “limpiar” su nombre. En conferencia de prensa, Greg Sánchez anunció que el 12 de diciembre a las 18:00 horas instalará en la Plaza de la Reforma, como se denomina a la explanada del Palacio Municipal, un “tribunal” popular para el debate al que emplazó al alcalde. “Cansado de las mentiras, de la difamación en contra mía, de mi familia, de mi persona, me vi obligado a salir con dignidad a defenderme de la calumnia”, explicó. “Hoy los cité para ratificar que vuelvo a retar al alcalde, quiero decirle lo que dice un dicho: ‘para ser rey, hay que hablar como rey y hay que actuar como rey’; y que hoy por hoy tiene una investidura de presidente municipal, que dignifique esa investidura”, añadió. “Que no siga mintiendo, que no siga engañando, por eso hoy lo reto públicamente a que debatamos, que si tiene los pantalones bien puestos y si no también para ir a llevarle unos tirantes ahora que le lleve la invitación porque le voy a llevar la invitación al palacio”, destacó. Sánchez Martínez, quien en 2010 salió de la contienda por la gubernatura al ser detenido por la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para ser juzgado por narcotráfico, tráfico de indocumentados y lavado de dinero, y en marzo pasado renunció a su candidatura al Senado a cambio de no ser procesado penalmente por otros delitos, se encuentra de nuevo en campaña para reposicionar su imagen con miras a participar por otro cargo en el proceso electoral del año entrante. En la conferencia de prensa a la que convocó hoy, dijo que demostrará que todo lo que dicen de él “es mentira”. Aseguró que “más de 10 veces” ha demostrado que cada peso que posee lo ha ganado con el sudor de su frente. Dijo ser un hombre de izquierda y que seguirá trabajando para ella. Asimismo, afirmó que pese a que siempre ha buscado la unidad en el ceno del PRD y seguirá buscándola, ha sido víctima de ataques de sus correligionarios. “Yo no quiero pleitos, soy un hombre de paz”, dijo, empero exigió a sus detractores, “se callen la boca y dejen de acusarme con falsedades y mentiras”. “Me están acusando de un delito que no cometí, me acusan de responsabilidad subsidiaria, esto no existe en la ley”, dijo en alusión a la demanda penal que interpuso en su contra y de algunos de sus excolaboradores, el ayuntamiento actual por el presunto desvío de 229 millones de pesos provenientes de un crédito contratado para obra pública. “Los 229 millones de pesos vienen de un decreto, del 166, donde se autoriza el dinero para la pavimentación de todas las regiones pobres de Cancún, lo autorizan los diputados, esos 229 millones de pesos entraron diez días después de que yo ya no era presidente municipal, ya había pedido licencia”, aseguró. “Y con gusto les mando el estado de cuenta del 17 mayo (de 2010), cuando el dinero estaba intacto y yo tenía más de mes y medio que no era presidente; yo ya no era presidente, pedí licencia por 90 días y en esos 90 días yo no tenía responsabilidad de ello”, insistió. Por su parte, Ricalde Magaña ignoró el reto y tras manifestar su respeto por Sánchez Martínez, dijo que este asunto debe seguir su cauce en las instancias legales correspondientes.  

Comentarios