Se aprietan el cinturón en NL para ahorrar 3 mil 644 MDP

martes, 20 de noviembre de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- Con el fin de generar ahorros de aquí al cierre del año por 3 mil 644 millones de pesos, el gobernador Rodrigo Medina anunció hoy una serie de ajustes al presupuesto que incluyen la reducción salarial del 5 al 15% en los puestos de primer nivel –incluido él mismo—, el despido de mil 100 empleados y la eliminación de teléfonos celulares, viáticos, gastos de gasolina, alimentos, choferes y asistentes. Como parte del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas (POFIF), que tiene como objetivo atenuar la deuda de casi 50 mil millones de pesos que arrastra su administración, el mandatario dio a conocer también la cancelación de las tradicionales fiestas prenavideñas que anteriormente eran subvencionadas por el gobierno estatal. Durante el anuncio efectuado esta mañana en el centro Convex, el tesorero estatal Rodolfo Gómez Acosta precisó que los ajustes al gasto permitirán un ahorro de 2 mil 378 millones de pesos que, sumados a los mil 276 millones obtenidos vía financiamiento de pasivos, generarán economías por 3 mil 644 millones de pesos. El funcionario explicó que los recortes salariales van del 5 al 15 % para el jefe del Ejecutivo, secretarios, subsecretarios y directores de área. El sueldo actual del gobernador es actualmente de 156 mil pesos mensuales. El ajuste al gasto se adoptó después de que el PAN denunció en la tribuna del Congreso local que la deuda estatal asciende a 49 mil millones de pesos, la mayor del país. Gómez Acosta afirmó también que habrá una disminución de 50% en el pago por honorarios al dar de baja a unos 500 empleados que cobraban sueldos por este concepto. Otros 600 trabajadores serán dados de baja en la administración estatal y paraestatal, además de que habrá un programa de retiro voluntario y liquidación directa. A su vez, el mandatario priista anunció que el gobierno del estado dejará de rentar 97 inmuebles y que en los próximos días serán anunciadas otras medidas, como serán la fusión de secretarías y desaparición de otras. El reembolso en caja chica para empleados será limitado a 3 mil pesos mensuales y serán reducidos los gastos para eventos cívicos y oficiales. Durante los próximos 14 meses serán restringidas las inversiones estatales no prioritarias No explicó en qué serán invertidos los recursos ahorrados. Para dar seguimiento al plan fue creada la Comisión de Inversiones y de Monitoreo del Gasto, integrada por Medina, Gómez y el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, que, de acuerdo con el mandatario, entregará reportes mensuales de los reportes del POFIF. Medina dijo que la aplicación del POFIF, que fue creado por asesores nacionales e internacionales, va en serio; y reconoció que debió haber sido emprendido desde hace varios años. Explicó que para el próximo presupuesto que será entregado al Congreso local, por primera vez en la historia de la entidad habrá una reducción en el rubro de gastos, que anteriormente mantenía una tendencia anual a la alza. Descartó que con los recortes sean afectadas áreas operativas importantes como la seguridad y los programas ya establecidos. Medina hizo un llamado a los medios de comunicación para que se convenzan que en esta ocasión la medida de austeridad va a ser dolorosa, “pero va de verdad”. “Quizá en la mente de muchos de ustedes o de los compañeros de los medios, o de la población en general dirán: ‘Bueno, es un programa más que se anuncia y quién sabe si se vaya a lograr o no se vaya a lograr. Se ha hecho anteriormente en algunas reuniones de gabinete, se ha avanzado, pero vemos cómo podemos sacarle la vuelta’. No, este no es el caso”, señaló. Por la tarde trabajadores de la Secretaría General de Gobierno entregaron 50 equipos de telefonía celular y 23 vehículos, según informó la dependencia, para empezar con el plan de austeridad. Por su parte, el diputado local panista Alfredo Rodríguez Dávila señaló que el plan de austeridad anunciado por Medina de la Cruz llega tarde, pues debió aplicarse desde el inicio del sexenio, en el 2009, pues el ahorro anunciado se ve pequeño en comparación con la deuda.  

Comentarios