Burocracia frena juicio contra militares acusados de asesinar a civil en NL

miércoles, 21 de noviembre de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- El juicio contra los militares que asesinaron a Jorge Otilio Cantú el año pasado en el  sur de esta ciudad, se encuentra suspendido debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no ha girado oficio al juzgado penal para confirmar que debe ser una corte civil y no una militar la que se ocupe del caso, denunció Otilio Cantú González, padre de la víctima. Consideró inexplicable que después de que la máxima autoridad judicial del país, determinara quitar el fuero marcial a los soldados que participan en hechos criminales contra civiles, como es el caso de su hijo, no haya iniciado aún el procedimiento contra los siete implicados en el homicidio registrado el 18 de abril de 2011. Cantú González dijo que en octubre pasado en la Procuraduría General de Justicia Militar le notificaron que el expediente 239/2011 se encuentra en el Tribunal Colegiado Penal del Primer Circuito del Distrito federal que preside el magistrado José Pablo Pérez Villalba. Sin embargo, le explicaron que de ahí no será enviado al juzgado penal correspondiente hasta que la SCJN gire la orden sobre un criterio que ya había determinado en septiembre. “Ahora me entero que el Tribunal Colegiado del Primer Circuito está esperando que la Suprema Corte le envíe el acuerdo de criterio general.  Yo ya no entiendo eso, porque lo dieron a conocer en septiembre y a dos meses de distancia todavía la Suprema Corte no envía esa notificación a los jueces para que sepan cómo proceder”, dijo desesperado. Aunque consideró que no observa un afán de la justicia civil por proteger a los militares involucrados en el homicidio de su hijo, sí observa negligencia, pues un oficio que no ha sido enviado impide que inicie un proceso penal que contribuirá a que se haga cumplir la ley en el país. “Esto me da a entender que la impunidad sigue rampante, que las cosas se hacen con los pies y no con la cabeza. El Poder Judicial está viciado. Quiero suponer que esto está pasando por irresponsables, pero se sigue haciendo lo mismo y se revictimiza a las víctimas”, dijo el doctor Otilio. Jorge Otilio Cantú Cantú fue acribillado por un grupo de soldados denominado Batallón Caimán, integrado por 24 elementos, que hacían trabajo de labor preventiva con policías de Seguridad Pública de Nuevo león. La mañana de los hechos, el joven al parecer fue confundido con criminales mientras circulaba sólo en su camioneta para dirigirse al trabajo y recibió 20 impactos de bala. Los soldados sembraron un arma en el lugar y dijeron que habían sido agredidos. Por el delito hay tres militares procesados por homicidio calificado y otros tres por encubrimiento. Uno más es juzgado por los dos delitos. “Estas personas asesinaron a mi hijo y no fue un daño colateral porque fue un crimen de Estado; lo mataron sin ninguna razón. Son un batallón de exterminio y de los 24 acusados sólo siete son procesados y no se les ha dictado sentencia a más de un año del hecho”, se quejó.  

Comentarios