Detienen a exalcalde por robar 52 MDP en pensiones de empleados

lunes, 10 de diciembre de 2012
AGUASCALIENTES, Ags. (apro).- El expresidente municipal de Rincón de Romos, Ubaldo Treviño Soledad, fue detenido este fin de semana, en cumplimiento de una orden de aprehensión girada en su contra por el delito de peculado. Se le acusa de haber desviado 52 millones de pesos que debieron destinarse al pago de las aportaciones de los trabajadores del municipio al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Servidores Públicos del estado, el ISSSSPEA. El exalcalde y exdiputado local por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fue capturado por agentes de la Policía Ministerial, y recluido en el Centro de Readaptación Social del estado. Este martes se definirá su situación jurídica al vencer el plazo legal determinado para ello. Ubaldo Treviño ocupó el cargo de presidente municipal de Rincón de Romos en el periodo 2008-2010. En esos tres años, según la causa penal que lo señala, habría desviado 52 millones del erario municipal correspondientes a aportaciones y pensiones de los empleados municipales, los cuales fueron retenidos pero nunca ingresaron al ISSSSPEA. El exfuncionario había comparecido ante la Procuraduría de Justicia del estado hace unas cuatro semanas, para rendir una declaración relacionada al asunto que se le imputa, según publicaron diarios locales. Antes de encabezar el ayuntamiento rinconense, Treviño fue diputado local por el PVEM, en la 59 Legislatura local del periodo 2005-2007. Entrevistado sobre esta detención, el gobernador Carlos Lozano de la Torre dijo que no habrá distinciones para funcionarios o exfuncionarios que tengan “asuntos pendientes” con la justicia. Se dijo apenado porque se trata de un militante del Partido Verde, con el cual el PRI ha tenido acuerdos políticos en varios procesos electorales. Sin embargo, agregó que “nunca los acuerdos políticos han sido para que se permita ni la corrupción, ni ninguna situación fuera de la ley”. Insistió en que “no hay excepciones” en estos casos. “Finalmente lo que se llevaron no era de ellos; si le estuvieras quitando a alguien algo que fuera de él, estaría de acuerdo en que se defendiera… lamentable, pero se dan casos y van a seguir”, concluyó Lozano de la Torre. (Con información de Verónica Espinosa).

Comentarios