Piden castigo a policías por abusos contra miembros de #YoSoy132 Oaxaca

sábado, 15 de diciembre de 2012
OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió hoy la recomendación 11/2012 al ayuntamiento de Oaxaca de Juárez en la que solicita al munícipe panista Luis Ugartechea Begué inicie procedimientos administrativos de responsabilidad en contra de policías y comandantes por la “detención arbitraria y tortura” de integrantes del movimiento #YoSoy132. En tanto, a la Procuraduría General de Justicia del estado le recomendó inicie la averiguación previa por los delitos que resulten, incluyendo el de tortura, en contra de los servidores públicos que efectuaron la detención. Y a la Secretaría de Seguridad Pública del estado le pidió que cuando se trate de hechos de trascendencia social en los cuales se pueda advertir la comisión de un delito o la violación a derechos humanos, se dé vista al órgano persecutor de los delitos y a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. De acuerdo con la recomendación 11/2012, los hechos ocurrieron el pasado 22 de julio, cuando integrantes de #YoSoy132 exigían la libertad de uno de sus compañeros, sin embargo, fueron agredidos por los policías, quienes lanzaron gas lacrimógeno y detuvieron a varios de ellos. Durante su arresto también fueron “objeto de tratos crueles, inhumanos y degradantes”, razón por la que la recomendación exige al panista “se repare integralmente a las víctimas, lo cual incluye la realización de las acciones necesarias para que los agraviados reciban atención médica y psicológica, que incluya los medicamentos así como el tratamiento que cada uno de ellos requiera”. De igual forma, solicitó al edil se dé una disculpa pública a los agraviados, por los hechos en los que incurrieron los elementos de la Policía Municipal; y en coordinación con los agraviados, se realice una cuantificación de los objetos que en su caso se hubiesen perdido, a fin de que se les reintegre la cantidad correspondiente. En el documento, la Defensoría advierte que la actuación de la Policía de Oaxaca de Juárez, denota una falta de orden y disciplina para contener y en su caso disuadir algún acto que atente contra el orden público, es decir, no necesariamente que tales agresiones sean producto de una censura a la libre manifestación de las personas, sino una falta de preparación y capacitación del cuerpo de seguridad pública municipal para enfrentar dicha situación. También solicitó que exhorte a los elementos policiales para que en lo subsecuente, eviten incurrir en actos violatorios a los derechos humanos, rigiendo su actuar conforme a los lineamientos establecidos en la normatividad. Además, de girar instrucciones para que con base en los lineamientos establecidos en el conjunto de principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión de Naciones Unidas; al Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y la Ley que Regula el uso de la Fuerza Pública de Oaxaca, se implementen los protocolos correspondientes de aplicación para el ejercicio legítimo de la fuerza pública. Asimismo, que se capacite de manera permanente a los policías municipales en materia de derechos humanos. Según el expediente DDHPO/1012/(01)/OAX/2012 y su acumulado DDHPO/1077/(01)/OAX/2012, fue presentado por violación al derecho a la integridad y seguridad personal. El pasado 22 de julio, integrantes de #YoSoy132, después de haber participado en una marcha, se trasladaron al cuartel de la policía municipal de Oaxaca de Juárez, Oaxaca para exigir la libertad de uno de los manifestantes. Sin embargo, fueron agredidos por elementos de dicha corporación, quienes lanzaron gas lacrimógeno y detuvieron a varios de ellos, quienes durante su estancia en el cuartel fueron objeto de tratos crueles, inhumanos y degradantes, incluso “a uno de ellos le infirieron descargas eléctricas”. Cabe destacar que el menor Germán, a pesar de que argumentó que no había participado en dicha marcha, fue detenido de manera arbitraria en el interior de su domicilio, golpeado y trasladado a los separos de la Policía Municipal.

Comentarios