Gobierno de Colima aplica boicot publicitario al diario 'Avanzada'

martes, 18 de diciembre de 2012
COLIMA, Col. (apro).- El diario local Avanzada acusó al gobierno estatal de violar el derecho a la libertad de expresión a través de prácticas discriminatorias en la asignación de la publicidad oficial. En una queja presentada ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), el director general de ese medio informativo, Juan Gabriel Moctezuma Castellanos, denunció que en represalia por las críticas periodísticas hacia la administración estatal, el gobierno del priista Mario Anguiano Moreno suspendió la asignación de publicidad a la empresa editora. Según Moctezuma Castellanos, el gran problema que existe en el gobierno del estado y en otras instituciones que manejan recursos públicos es la ausencia de disposiciones legales que establezcan criterios claros y transparentes para la distribución de la publicidad oficial a los medios de comunicación. Este vacío, añadió, “permite a las autoridades manejar los recursos públicos a discreción, con una visión patrimonialista, a manera de premios o castigos para los medios según su orientación editorial, y esto no es aceptable en un sistema que se dice democrático”. En la queja, presentada el 10 de octubre anterior pero dada a conocer hoy a través de un comunicado del diario, Juan Gabriel Moctezuma argumentó que existen criterios de organismos internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en donde se advierte que el manejo discrecional de la publicidad oficial puede prestarse al ejercicio de una especie de “censura sutil” por parte de los gobiernos hacia los medios de comunicación. Moctezuma Castellanos mencionó que en México también hay precedentes importantes, como la recomendación emitida en agosto de este año por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hacia la Secretaría de Gobernación (Segob), por la discriminación y las represalias publicitarias tomadas contra la revista Proceso. El director del diario colimense pidió al presidente de la CDHEC, Roberto Chapula de la Mora, su intervención para que cese el “boicot publicitario contra Avanzada y que termine la discriminación contra nuestro medio por parte del gobierno del estado en la asignación de los contratos de publicidad”. También pidió la intervención del organismo para que las autoridades estatales expidan los instrumentos legales en los que se establezcan, de manera clara y transparente, los criterios que se seguirán para la contratación de publicidad y los requisitos que deberán cumplir los medios para proveer de este servicio al gobierno estatal y otras instituciones que manejan recursos públicos. En el caso de Avanzada, narró, este proyecto nació en 2002 como una revista semanal, y en 2005 empezó a circular un diario vespertino y un portal de noticias del mismo nombre, “con el objetivo general de ejercer un periodismo responsable y plural, con una orientación editorial independiente y crítica del poder”. Sin embargo, señaló, “desde el inicio del sexenio del gobernador Mario Anguiano Moreno, a partir de noviembre de 2009, hubo intentos por parte de su oficina de Comunicación Social por controlar la orientación editorial de Avanzada, situación que no fue aceptada por este medio”. Posteriormente, afirmó Moctezuma Castellanos, en agosto de 2011 en una reunión realizada en las oficinas del Ejecutivo en el Complejo Administrativo, el gobernador, “molesto por la orientación crítica de Avanzada”, notificó personalmente que a partir de ese momento quedaba suspendido el contrato de publicidad con este periódico. A partir de la pérdida del contrato de publicidad con el gobierno del estado, el diario se vio en una crisis financiera que le obligó a despedir a una parte de los trabajadores y a suspender la publicación, a finales de agosto de 2011, de su versión impresa, para seguir trabajando únicamente a través del sitio de Internet, en tanto que el semanario se convirtió en una revista mensual. Pero eso no fue todo, pues de acuerdo con la queja de Moctezuma, además de la represalia directa del gobierno estatal, “en los siguientes meses se produjo un boicot publicitario contra nuestro medio, que tuvo como resultado el retiro de otros anunciantes de instituciones públicas, sindicatos y algunas empresas privadas”, lo que provocó el cierre definitivo de la revista impresa mensual, y actualmente sólo permanece el diario digital. No es la primera ocasión que el gobierno de Mario Anguiano Moreno es señalado de presionar a los medios a través de la publicidad oficial, pues en abril de 2010 cerró sus puertas Milenio Colima luego de que la administración estatal y algunos anunciantes privados retiraron la publicidad al diario. En la ceremonia del 7 de junio de ese año, el presidente de la organización Periodistas y Comunicadores de Colima AC, Mario Alberto Solís Espinosa —quien era jefe de información de Milenio Colima— aludió el caso de la siguiente manera: “Desde el poder son estranguladas las empresas periodísticas que no se ajustan a los designios de quienes, equivocadamente, han ejercido el presupuesto público como un patrimonio de carácter partidista o, aún peor, personal”. En su discurso ofrecido ante un presídium conformado, entre otros, por los representantes de los poderes del estado, el dirigente gremial añadió que desde la Coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal “se manipula de manera discrecional el presupuesto público destinado a la publicidad, utilizándolo para mantener un obsoleto aparato mediático, que incluye a diversos sectores de la prensa. En cambio, ese mismo presupuesto se utiliza para acallar las voces críticas, contrarias o simplemente incómodas al régimen”. En su intervención, el gobernador Mario Anguiano respondió en esa ocasión: “Sería lamentable que un medio tuviera que cerrar sólo porque el gobierno no le ha dado (publicidad), y yo les digo que les demostramos que todos los medios han tenido trabajo por parte del gobierno del estado”. Asimismo, se comprometió a que por parte del gobierno del estado se seguiría “apoyando” a los medios de acuerdo con las posibilidades económicas del estado. “Ustedes saben que cuentan con todo mi apoyo y mi afecto por la labor que realizan los periodistas y todos lo que se dedican a los medios de comunicación”, concluyó.  

Comentarios