Teotihuacan, gobernada por exjefe de la policía defeña

jueves, 20 de diciembre de 2012
SAN JUAN TEOTIHUACAN, Edomex. (apro).- El exjefe de la policía capitalina, René Monterrubio, rindió protesta como alcalde de este municipio, justo donde se ubican las Pirámides de Teotihuacan, uno de los sitios arqueológicos más importantes de la cultura prehispánica y cuyo nombre significa “el lugar donde nacen los dioses”. El sábado 8, el cabildo saliente encabezado por el priista Álvaro Sánchez Mendoza aprobó que la toma de protesta se realizara en el parque Benito Juárez, frente a la presidencia municipal. En ese espacio montaron una carpa blanca, colocaron 300 sillas, un templete, mesa y sillas para regidores; luego dieron paso a la sesión solemne. Hasta ahí llegó la banda de guerra del V Regimiento del Ejército. Una manta con una felicitación de la corriente perredista mexiquense Grupo Acción Popular (GAP), encabezada por Higinio Martínez, apareció a los lejos. Entre los invitados al evento estaba Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD; Juan Hugo de la Rosa, líder perredista en el Estado de México; los diputados federales Jessica Salazar Trejo, Rosendo Marín y Julissa Mejía Guajardo, así como el coronel del Estado Mayor Presidencial (EMP), Bernardo Bernabé Chávez Lira. También acudió José de la Vega Aragón, director general de Desarrollo Turístico de Teotihuacan, en representación del gobernador mexiquense Eruviel Avila Villegas. Tocó a De la Vega Aragón tomar protesta al presidente municipal y a los regidores. Más tarde tronaron los cuetes y Monterrubio arrancó su discurso. Nu hubo mención alguna a Walmart y los sobornos para establecerse en territorio vedado. El alcalde recordó que al municipio le falta todo: hospitales –no hay uno solo--, escuelas primarias, secundarias, preparatorias, ayuda a la Casa del Adulto Mayor, a las mujeres, razón por la que su hija, Azucena Graciela Monterrubio, encabezará el DIF. Sin embargo, la ceremonia se vio empañada por las porras y los aplausos, los gritos de “¡bravo!” que alargaban exageradamente la “o” y con los reclamos de un par de señoras que, con pancartas en mano, exigieron al excabildo que les pagara “por el material de denuncia contra el fraude”. Una de ellas espetó: “No hemos tenido solución, no es justo que se lleven nuestro dinero”. Monterrubio aseguró que “al final del acto las atenderían”. Las mujeres insistieron en que esa era una “sesión solemne”. Casi “pueblo mágico” El alcalde siguió con la lista de lo que le falta al municipio: sanar la deuda del campo –nunca mencionó a los indígenas--, recuperar los jagüeyes (depósitos de agua de lluvia), la producción de penca y gusano de maguey, así como rehabilitar el río San Juan, esto sí, con el apoyo del gobierno mexiquense. Luego vinieron las promesas: habrá ciclopistas entre pueblos y barrio, se fomentará la artesanía, aparte de que se pretende convertir a Teotihuacan en “pueblo mágico”. También se ayudará con servicios de salud a los trabajadores de la obsidiana, aunque, en materia de inseguridad, se buscará rehabilitar la figura de “vecino vigilante”. Monterrubio es un exjefe policiaco que no milita en el PRD, aunque trabajó como jefe de Seguridad Pública cuando Manuel Camacho Solís era regente y Marcelo Ebrard secretario de gobierno, todavía bajo la era del priismo.

Comentarios