Exigen familiares regreso de reos a cereso de Gómez Palacio

viernes, 21 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Familiares de los presos que estaban encarcelados en el Centro de Readaptación Social número dos de Gómez Palacio, Durango, clausurado a raíz de la matanza del miércoles pasado, marcharon hoy para exigir a las autoridades el regreso de los internos al penal. Alrededor de las once de la mañana, cerca de 50 personas iniciaron la marcha de las instalaciones del Cereso a la presidencial municipal de Gómez Palacio. Además del regreso de sus familiares presos al penal, se inconformaron porque la autoridad encargada del Cereso uno de Durango capital, a donde fueron trasladados los reos, informó que tendrá que dejar pasar un mes para que vuelvan a verlos. Pancartas en mano, gritaron consignas para exigir un alto a la represión y al abuso de autoridad por parte del gobierno estatal y federal. Los quejosos solicitaron a la alcaldesa Rocío Rebollo dinero para poder ir a la ciudad de Durango y pedir información de sus familiares presos a las autoridades estatales. El ayuntamiento se negó a darles apoyo económico, pero el Estado ofreció la ayuda. El jueves pasado, a través de un comunicado, autoridades estatales informaron que “en sintonía con los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad”, y en virtud de que las instalaciones ya no eran funcionales como centro penitenciario, se determinó la desaparición del penal de Gómez Palacio. El inmueble será remodelado para habilitarlo como cuartel de cuerpos policiacos y del Ejército. Fue construido hace varias décadas y, en 1994, fue habilitado como Cereso pero, según las autoridades estatales y federales, ya no era funcional. Familiares de varios de los internos viajaron de Gómez Palacio a la capital para exigir información sobre el paradero de los reos, sin embargo las autoridades respondieron que los presos federales habían sido trasladados a Nayarit, Sonora y Veracruz, así como al municipio de Guadalupe Victoria, en Durango.

Comentarios