Determina CNDH que alcalde y exalcalde violaron derechos de detenido

miércoles, 26 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- En atención a un recurso de impugnación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) encontró responsables de violaciones a derechos humanos al alcalde y exalcalde de Indaparapeo, Michoacán, por no acatar una recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. El organismo local recomendó al expresidente municipal y al actual alcalde sancionar a policías municipales que agraviaron a un ciudadano, a quien detuvieron arbitrariamente, lesionaron y despojaron de dinero,  tarjetas de crédito y su credencial de elector. De acuerdo con la recomendación 87/2012, la CNDH dio respuesta al recurso de impugnación que interpuso Luis Enrique Jacobo Galván, quien el 27 de febrero de 2011 fue detenido por policías municipales, mientras transitaba en su automóvil por un camino de Indaparapeo. Según el documento, después de advertir que los agentes lo seguían, el quejoso detuvo su automóvil para preguntarles qué ocurría, y en respuesta los policías “le apuntaron con un arma de fuego, lo despojaron de su cartera y empezaron a golpearlo en la cabeza y la boca; lo obligaron a salir del vehículo, lo colocaron en suelo y siguieron golpeándolo”. Después de la golpiza, fue trasladado a la cárcel municipal donde estuvo retenido por casi 10 horas sin que se le explicaran los motivos de su arresto. Jacobo pudo salir del encierro tras el pago de 200 pesos y cuando le devolvieron sus pertenencias, advirtió que le faltaban 800 pesos, sus tarjetas de crédito y su credencial de elector. El 1 de marzo del año pasado, el agraviado interpuso una queja ante la comisión estatal, que certificó las lesiones provocadas por los agentes municipales, según constancias de un perito legista del organismo. El caso fue admitido y el organismo público estatal emitió, el 13 de octubre de 2011, la recomendación 119/2011 dirigida al alcalde Everardo Ponce Gamiño, quien dejó el gobierno el 31 de diciembre de ese año, sin dar respuesta a la recomendación, que exigía la sanción a los agentes responsables de la agresión, cuyos nombres nunca fueron proporcionados a la Comisión. El actual presidente, Antonio López León, se negó a aceptar la recomendación argumentando que en la entrega recepción no estaba la documentación sobre esa queja; que los agentes que participaron en la agresión ya no laboraban en la actual administración y que a los policías de la actual administración les daban curso de derechos humanos. En junio, la comisión estatal dio por no acatada la recomendación, por lo que la esposa del agraviado presentó en julio un recurso de impugnación ante la CNDH Según el organismo, ambos personajes, alcalde y exalcalde, son responsables de violar los derechos de Luis Enrique Jacobo Galván. “Después de haber analizado el conjunto de evidencias que integraron el expediente, la Comisión Nacional de Derechos Humanos determinó que hubo transgresiones a los derechos humanos a la legalidad, seguridad jurídica y a la integridad y seguridad personales, en agravio de la víctima atribuibles al expresidente y actual presidente del municipio de Indaparapeo por la falta de respuesta y consecuente negativa de aceptación a la recomendación emitida por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Michoacán”, puntualiza el documento del organismo presidido por Raúl Plascencia Villanueva. En su recomendación insiste en que se acate lo emitido por la comisión estatal en 2011, es decir “iniciar el procedimiento administrativo en contra de los elementos de la Policía Municipal que intervinieron en los hecho motivo de la queja”.

Comentarios