Imputarán cargo por privación de la libertad a maestra de Nuevo León

jueves, 2 de febrero de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- La maestra Zulema Garza, que dejó encerrado el lunes pasado a un menor durante seis horas en el interior de un salón de clases, deberá enfrentar un proceso por privación de la libertad, advirtió este mediodía el procurador Adrián de la Garza Santos. El funcionario estatal dijo que la profesora de la escuela 5 de Octubre, colonia Altamira, no actuó con violencia al dejar encerrado al menor Gerson Eduardo Saldaña Miranda, estudiante de primer grado, quien estuvo en su aula desde las seis de la tarde y hasta las 23:30 de ese día, por un castigo que ella le impuso. “No hemos consignado. El Ministerio Público calificará el delito al momento de consignar si es que encuentra alguno, pero en estos momentos pudiéramos pensar de una simple privación de la libertad, no estoy hablando de que sea simple el hecho, sino que privación de la libertad simple, no con carácter de secuestro, no fue con violencia”, explicó. Gerson Eduardo, de 7 años, fue encontrado por su madre Brenda Saldaña, la noche de los hechos, en el interior del plantel. La mujer presentó una denuncia por la desaparición de su hijo, al que no encontraba al terminar el turno vespertino de la escuela a la que acude. La maestra Zulema estuvo escondida durante todo el martes y el miércoles 1 se refugió en las instalaciones de TV Azteca noreste, en la colonia México, desde donde dio, en vivo, su versión de los hechos. Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) la esperaron a que terminara el noticiero del mediodía, a las 14:00, para detenerla en el estacionamiento y llevarla a declarar a la agencia del MP sobre el encierro del menor. Al comparecer ante el representante social, la mujer se acogió al artículo 20 constitucional y rechazó declarar. De la Garza dijo que mientras se integra la averiguación previa, la mujer permanecerá libre bajo caución, al depositar 30 mil pesos. El funcionario detalló: “Se está siguiendo la indagatoria correspondiente, seguramente habrá más gente que tengamos que declarar y vamos a estar dándole seguimiento a la averiguación”. Ahora las autoridades buscan al conserje de la primaria, Francisco Cadena Ramírez, a quien ese le cuestiona por qué cerró la escuela sin haber verificado antes que todos los salones estuvieran desocupados. En tanto, la maestra está suspendida de sus labores y de acuerdo con autoridades educativas del estado, es sometida a pruebas para determinar si es apta para estar frente a un salón de clases.