Paran burócratas de Oaxaca; exigen renuncia de titular de Seguridad Pública

lunes, 20 de febrero de 2012
OAXACA, Oax. (apro).- El Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas inició hoy un paro de labores, en protesta por el desalojo policiaco de burócratas de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal. Luego de la acción represiva, la directiva sindical ordenó a sus afiliados cesar actividades y cerrar los accesos a las oficinas públicas. Los inconformes exigen la renuncia del comisionado y el secretario de Seguridad Pública, Roberto César Alfaro Cruz y Marco Tulio López Escamilla, respectivamente. El secretario general de ese sindicato, Juan Rafael Rosas Herrera, sostuvo que las pláticas con el gobierno de Gabino Cué están “rotas” por la “cerrazón y represión” contra la base trabajadora. Las ciudades Administrativa y Judicial, que concentran a la mayoría de los burócratas, así como el palacio de gobierno donde despacha Gabino Cué, fueron cerradas por los trabajadores. Sin embargo, el secretario de Administración, Alberto Vargas Varela, negó que los burócratas hayan inmovilizado el aparato estatal. El líder sindical detalló que hoy en la madrugada acordaron hablar con el secretario de Administración para iniciar las mesas de trabajo y exponerle sus demandas, entre las que sobresalen la instalación de semáforos y la construcción de un puente peatonal frente a la SSP, pintas asfálticas, estacionamiento para personal de base, rampas para discapacitados, material de oficina, capacitación y prestaciones internas. Sin embargo, dieron las ocho de la mañana y ningún funcionario se presentó para dialogar; al contrario, cuando decidieron tomar las instalaciones de Seguridad Pública, “llegó la policía a golpearnos con toletes”. De igual forma, los uniformados “secuestran a Benjamín Ramírez, secretario de deportes del sindicato, situación que no vamos a permitir, porque ya es una práctica del secretario Marco Tulio López de reprimir a ciudadanía. Primero fueron los maestros, luego los de la universidad y los de tránsito, y ahora contra la base trabajadora”. Ahora, advirtió: “Las prestaciones quedan a segundo término, lo que queremos es la renuncia del secretario y del comisionado de Seguridad Pública”. Finalmente, hizo hincapié en que “esta no es una lucha de grupos, es un daño al gremio sindical, aquí no vemos colores ni partidos, vemos que si permitimos que nos hagan como quieran, estamos perdidos, vienen situaciones difíciles que tenemos que abanderar”. Por su parte, el gobierno del estado sostuvo que las secretarías de Administración y Seguridad Pública dialogan con la dirigencia e integrantes del sindicato de burócratas, a fin de satisfacer su derecho de petición y no se trastoquen las actividades sustanciales de la administración. En un comunicado, el secretario de Administración, Alberto Vargas Varela, reiteró la voluntad y disposición del gobierno de Cué Monteagudo por llegar a acuerdos que den respuesta satisfactoria a estas inquietudes, siempre y cuando estén apegadas a la ley y a la relación contractual. En tanto, el comisionado de Seguridad Pública, Roberto César Alfaro Cruz, manifestó que la SSP aclaró que efectivamente instaló un cerco de seguridad para salvaguardar las instalaciones del Centro de Control, Comando y Comunicaciones (C4). Entonces, argumentó, si la policía estatal actuó contra un grupo de burócratas, es porque tiene el compromiso de salvaguardar la seguridad e integridad física de los oaxaqueños. Destacó que su intervención se determinó debido a la importancia de este centro para la seguridad y la reacción inmediata a las llamadas de auxilio de la comunidad oaxaqueña, ello en el afán de no dejar indefensa a la sociedad y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Comentarios