Asiste Fausto Vallejo a conferencia de nuncio apostólico

jueves, 23 de febrero de 2012
MORELIA, Mich. (apro).- El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, elogió hoy la unidad de la grey católica del mundo y el mensaje de paz que promueve ante la difícil situación financiera universal. Al asistir a la conferencia ¿Qué ha dicho y qué ofrece el papa Benedicto XVI ante la crisis económica mundial?, impartida por monseñor Christophe Pierre, nuncio apostólico en México, Vallejo dijo que la economía debe estar al servicio del ser humano y no el ser humano al servicio de la economía. “La conferencia ha dejado un mensaje y conocimientos más claros sobre acciones que se pueden realizar para hacer frente a la crisis mundial. Lo que se ha impartido en esta ocasión es claro y contundente. Nos muestra la visión del papa ante este problema que se vive”, puntualizó. Durante su participación, el nuncio apostólico de México, Christophe Pierre, destacó diversos puntos pronunciado por Benedicto XVI para hacer frente a la crisis económica mundial. Indicó que el papa advierte que el mercado no es un sistema que funciona solo, independientemente de la ética, pues la economía es una actividad humana y como tal es una actividad moral de la que la persona es responsable. El papa, agregó, propugna una autoridad pública de competencia universal que instrumente una regulación y monitorización de las finanzas con vistas al bien común universal, para evitar fenómenos especulativos como el que ha provocado la crisis. “Uno de los puntos más urgentes e importantes para la superación de la crisis es la promoción del desarrollo de los pueblos más desfavorecidos, e incluso el papa propugna la cooperación al desarrollo como un medio para salir de la crisis, al crear empresas y puestos de trabajo”, puntualizó. Añadió: “Benedicto XVI defiende un desarrollo humano integral que abarca un progreso material y espiritual, de cada hombre y de los pueblos, con la perspectiva de la vida eterna y, por tanto, de la infinita dignidad de cada ser humano”. De acuerdo con Pierre, para lograr los cambios que se requieren en materia económica, se necesita el trabajo conjunto de autoridades y sociedad, ya que se debe brindar justicia social a los más desprotegidos. “Como iglesia trabajamos para encarnar en la sociedad la presencia de Dios y sus valores, por ello, mientras mejores seres humanos seamos en lo espiritual, mejores resultados daremos a la sociedad y contribuiremos a mejorar los problemas económicos que se viven a nivel mundial”, dijo.

Comentarios