Por anomalías, clausuran obras en mina de oro, en Veracruz

jueves, 15 de marzo de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- El alcalde de Alto Lucero, Lucio Castillo Bravo, determinó clausurar los trabajos que desde el año pasado viene realizando en ese municipio la empresa canadiense Gold Group dentro del proyecto de explotación de la minera de oro Caballo Blanco. Aunque en la víspera el edil panista había manifestado estar de acuerdo con la instalación de dicha empresa, debido a la presunta “generación de empleos”, esta tarde decidió colocar los sellos de clausura en la zona donde se realizan trabajos de exploración, “por incumplimiento a los reglamentos municipales”. Acompañado por miembros de la comuna, Castillo Bravo, a quien en principio el personal de la trasnacional impidió el paso a la zona, donde ya hay maquinaria y hombres trabajando, finalmente colocó sobre la cerca de malla de acero un gran letrero con la leyenda “Clausurado”. El alcalde de Alto Lucero acusó a los inversionistas de la compañía de origen canadiense de haber violentado los reglamentos municipales, en el sentido de haber iniciado los trabajos de exploración sin contar con la autorización del ayuntamiento. Hasta hoy, subrayó, el ayuntamiento de Alto Lucero no ha autorizado todavía el cambio de uso de suelo para que Gold Group, a través de su filial, Candymin, SA de CV, y Minera Cardel, SA de CV, puedan iniciar la construcción de un inmueble, que en este caso es la mina. Debido a ello, subrayó, “se procedió a colocar los sellos de clausura, ya que sólo estamos cumpliendo con la legalidad y la autonomía que tenemos como municipio y, de ser rotos o alterados (los sellos), entonces procederemos tal y como establecen las leyes en materia penal”. También denunció que la empresa, “con un permiso simulado de exploración, está operando en nuestro municipio desde hace dos años, afectando con ello nuestros recursos naturales”. La acción emprendida, insistió, se debe a que la empresa sigue explotando la zona cuando no ha cumplido con toda la reglamentación municipal, carece del permiso de uso de suelo, licencia de construcción o autorización para uso de explosivos. Más aún, refirió, se han recibido muchas quejas de campesinos y propietarios de varias comunidades donde se pretende asentar la minera, como Caballo Blanco, Arroyo Agrio y otras asentadas en los cerros de La Paila y La Cruz, quienes han denunciado diversos abusos y arbitrariedades cometidos por el personal de la empresa.  

Comentarios