Diputado de Campeche inicia huelga de hambre

martes, 27 de marzo de 2012
CAMPECHE, Cam., (apro).- Saciado su apetito en un concurrido restaurante de esta ciudad, el diputado Carlos Martínez Cisneros, del PRI-PVEM, inició este mediodía una huelga de hambre a las puertas del Congreso local, en protesta por la “traición” que sufrió el municipio de Tenabo por parte del gobierno estatal. A las 8:30 de la mañana, el legislador arribó al restaurante Antara del hotel Holliday Inn e hizo un abundante desayuno: jugo, fruta, cereal, yogurt, huevos al gusto, chilaquiles, frijoles, poc chuc y papas fritas. Tras ello, Martínez Cisneros se trasladó al centro de la ciudad y al mediodía en punto inició su ayuno a la sombra de la escalinata que da acceso al recinto legislativo, en un acto de “rebelión” por la “indiferencia y desatención de los funcionarios del gabinete estatal ante prioritarios planteamientos del pueblo de Tenabo”, dijo. “En este día no daré ninguna información relacionada con los nombres y desaciertos de los funcionarios que evidenciaré en su momento, hasta que el gobierno del estado y la soberanía del Congreso local respeten y garanticen por escrito la protección de mi integridad personal”, subrayó. La protesta de Martínez Cisneros se da en el contexto del reparto de candidaturas del PRI, sin embargo el aspirante a la alcaldía de Tenabo rechazó que el ayuno sea un mero chantaje para obtener la postulación. “Esta decisión de instaurar la huelga de hambre lleva la firme voluntad de denunciar a los funcionarios del gabinete estatal que han defraudado la confianza del pueblo campechano”, sostuvo. Añadió: “Esta lucha es una rebelión contra la injusticia, la pobreza, marginación y sufrimiento de un pueblo como Tenabo, donde respetar su dignidad es ya un derecho a vencer”. El legislador del Verde Ecologista reprochó que la comunidad, enclavada en la zona maya, “representa una historia de marginación política, donde sus habitantes ni siquiera tienen derecho a elegir a sus autoridades”. Carlos Martínez Cisneros pidió la protección del Poder Legislativo, y dijo que "la dignidad de un pueblo, su cultura y el futuro de sus hijos no deben quedar en manos de irresponsables".