Consignan en Chiapas a líder campesino que ofreció su apoyo a AMLO

sábado, 14 de abril de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El líder de la Organización Proletaria Emiliano Zapata-Movimiento de Liberación Nacional (OPEZMLN), Caralampio Gómez Hernández, quien ofreció su apoyo al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador el pasado 4 de abril, fue consignado hoy ante un juez del ramo penal por ataques a las vías generales de comunicación y homicidio en grado de tentativa. Cientos de campesinos de diversas organizaciones sociales y campesinos, entre ellos los miembros de la OPEZ-MLN, levantaron el plantón que mantenían frente a las puertas del Palacio de Gobierno para trasladarse a San Cristóbal de las Casas y empezar allá, dijeron, una campaña de brigadeo entre los miles de turistas y denunciar “el estado de represión que se vive en Chiapas”. Caralampio Gómez Hernández fue detenido el jueves por la noche, cuando se dirigía a su domicilio a bordo de su camioneta, mientras el resto de los líderes de las otras organizaciones sociales negociaban con el secretario general de Gobierno, Noé Castañón León, sus demandas agrarias y sociales. Esta captura por parte de elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) rompió las mesas de negociaciones con el gobierno de Chiapas con los líderes de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Región Carranza; el Movimiento Nuevo Sol, la Coalición de Organizaciones Campesinas y Populares (Cocyp), la propia OPEZ-MLN y otras organizaciones sociales. El secretario de Gobierno, Noé Castañón León, ofreció a los campesinos liberar a Gómez Hernández a cambio de que desalojaran pacíficamente las puertas del Palacio de Gobierno donde el viernes el gobernador atendería a miles de chiapanecos en las llamadas “Audiencias Públicas”. Como los campesinos no cedieron, la Audiencia Pública fue suspendida y el funcionario estatal culpó a las organizaciones sociales de ello, en particular responsabilizó de estar tras ellas a los senadores Carlos Sotelo García y Rubén Velázquez López. Sin embargo, al ser consignado al penal de El Amate, los campesinos decidieron levantar el plantón y acusaron al gobierno de Chiapas de usar a la PGJE para la prefabricación de delitos de líderes sociales y campesinos. Sotelo rechazó las acusaciones de Castañón León y denunció que en Chiapas se vive literarmente una cacería de líderes del movimiento social que son la base del movimiento de la izquierda en Chiapas: “Sabines busca socavar la fuerza de la izquierda en Chiapas para allanarle el camino a Enrique Peña Nieto y su candidato a gobernador Manuel Velasco Coello”. César Gómez, el hijo del líder campesino, dijo que los desmanes de los que acusan a su padre no fueron provocados por la OPEZ-MLN sino por otra organización urbana ligada al gobierno de Chiapas: “Ellos saben bien quiénes fueron, ellos tienen las fotos, las imágenes en video, que los identifiquen, que los capturen que los castiguen, nuestros compañeros nunca han agredido a los ciudadanos, automovilistas y comerciantes de la capital del estado”. Caralampio Gómez Hernández ofreció el apoyo de su organización a López Obrador el pasado miércoles 4 de abril en San Cristóbal de las Casas, donde ambos compartieron el templete ante miles de chiapanecos que se dieron cita en la “Plaza de la Resistencia”, como se le llama a la plaza de la catedral. Hace unos meses quedó libre luego de pasar un año y cinco meses en el penal de El Amate, también por supuestos delitos que le prefabricó la PGJE, a decir de su hijo César Gómez.

Comentarios