Incendios forestales agravan contaminación en Durango

miércoles, 25 de abril de 2012
DURANGO, Dgo. (apro).- Por cuarto día consecutivo, autoridades ambientales emitieron alerta púrpura, el rango más alto, por los altos niveles de contaminación atmosférica en la capital del estado. La causa principal de la polución son los incendios forestales que se registran en las cercanías del Valle de Guadiana, según afirmaron las propias autoridades estatales. No obstante, hasta el momento no se ha decretado la suspensión parcial de actividades, como sucede en el Distrito Federal, donde, entre otras medidas, se para la actividad fabril, se suspenden actividades al aire libre, y dejan de circular cierta cantidad de vehículos. El subsecretario estatal de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Rigoberto Medina Herrera, comentó que la causa de los altos niveles de contaminación son los incendios que se presentan en municipios aledaños a la ciudad de Durango, particularmente el de Canatlán que no ha logrado controlarse desde hace más de 10 días. La contaminación, explicó el funcionario, supera los 320 microgramos por metro cúbico (mg/m3, cinco veces más que el promedio de la ciudad en condiciones regulares de ambiente y emisión de humos contaminantes, que es de 60 mg/m3). Ese registro provoca que se rebase la alerta roja y se emita la púrpura, como ocurrió también en la zona conurbada de Guadalajara, Jalisco. No obstante, en los últimos meses –aun sin incendios forestales– se ha alcanzado el mismo nivel de contaminación en distintos rumbos de la ciudad, principalmente al oriente. En este caso, el propio presidente municipal de Durango manifestó que ello obedece al polvo causado por los fuertes vientos y la circulación de vehículos en la zona. Por su parte, el secretario estatal de Recursos Naturales atribuyó los altos niveles a la gran cantidad de ladrilleras que emiten humos tóxicos y a la contaminación provocada por automóviles particulares y del servicio público. En tanto, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) reportó cuatro incendios activos en la entidad, sin embargo, sólo uno es el que ha incidido en la contaminación de la capital: el registrado en el municipio de Canatlán, a unos 120 kilómetros de la ciudad de Durango. Según el más reciente reporte de la instancia federal, el control apenas alcanza 50% del referido siniestro. La zona afectada está conformada por bosque de encino y pastizales, principalmente. Los vientos de hasta 30 kilómetros por hora han sido factor en contra para lograr el control completo del incendio, que se mantiene activo desde el martes 17. El número de hectáreas afectadas no ha sido aún cuantificado.

Comentarios