Pueblo en Veracruz no tiene caminos ni luz pero alcalde quiere nuevo palacio municipal

miércoles, 16 de mayo de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- Campesinos, jornaleros e indígenas de Huayacocotla mantienen tomado el ayuntamiento de la localidad, desde el pasado viernes 11, debido a que se oponen a que el alcalde Víctor Martín Contreras disponga de un préstamo de casi 10 millones de pesos que le autorizó el Congreso del Estado para la edificación de un nuevo palacio municipal. Los campesinos señalaron que en la localidad urgen obras prioritarias, como electrificación, caminos y agua potable, entre otras, pero Víctor Martín Contreras –señalaron– da prioridad a sus “negocios”. Los inconformes manifestaron que el alcalde solicitó un préstamo al Congreso local para construir un nuevo palacio municipal, pero en un terreno que es de su propiedad y que pretende vender al cabildo a un precio mayor al original. Aseguraron que mantendrán tomado el ayuntamiento hasta que se establezca una mesa de trabajo que eche abajo el “capricho del alcalde” de Huayacocotla, municipio ubicado en la Huasteca baja de Veracruz. Los jornaleros se quejaron de que en un municipio de alta marginalidad, el alcalde pretende construir un nuevo inmueble municipal, a costa de una deuda que a la larga tendrían que pagar los propios habitantes. “Es evidente que el presidente sólo piensa en su comodidad y en tener beneficios millonarios. Si no hay respuesta favorable, se van a tomar carreteras, porque no se permitirán obras de relumbrón cuando existen tantas necesidades”, señaló Jazmín Tolentino López, representante de la Asociación Servicios Primordiales Relevancia Indígena. Entrevistada vía telefónica, sostuvo que aunque ya solicitaron la intervención del gobierno estatal y del Congreso local, no han tenido respuesta, pues hasta el pasado martes 15 sólo habían enviado al diputado local Moisés Hernández Barrales, quien al ser del PRI acudió en franca defensa de Víctor Martín Contreras, apuntó. “Creo que ahorita hay prioridades más fuertes, como las campañas”, señaló Tolentino López. Agregó que el presidente municipal pretende hacer negocio con la construcción de un nuevo palacio municipal, ya que con recursos propios compró el terreno en un millón de pesos, pero ahora lo quiere vender al municipio en cinco millones. Eso, sostuvo, provocaría una gran irritación, dado que en el pueblo faltan redes de agua potable, los caminos están destrozados y no se cuenta con alumbrado en muchas congregaciones. Los recursos del crédito que autorizó el Congreso local –dijo– se tienen que reorientar a la remodelación del mercado local, para obras de drenaje o para infraestructura social.

Comentarios