Alí de la Torre, del PRI, se deslinda del gobernador... priista

lunes, 28 de mayo de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El candidato priista a la gubernatura, Jesús Alí de la Torre, se desmarcó públicamente del Ejecutivo estatal Andrés Granier Melo, uno de los mandatarios peor calificados a escala nacional. El abanderado de la coalición Compromiso por Tabasco que integran los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), estrenó un spot de radio y televisión en el que critica que, en los últimos años, los tabasqueños “no han tenido lo que merecen”. Contrario a lo que reiteradamente sostiene Granier Melo, en el sentido de que la transformación del estado “está en marcha” y que le ha cumplido a Tabasco. En el spot, Alí de la Torre advierte: “En los últimos años, Tabasco no ha tenido lo que merece. Esto ya no puede continuar. Llegó el momento de cambiar las cosas, de decirle sí al progreso, sí al empleo, sí a la seguridad, sí a la educación, sí al campo, sí al desarrollo, sí a Tabasco. Empieza un nuevo tiempo para Tabasco”. Desde el primer día de campaña, el 14 de mayo, el candidato priista se deslindó tácitamente del gobernador Granier Melo. En un programa de radio, se le preguntó si el 1 de julio, día de la elección, los tabasqueños juzgarían el gobierno de Granier Melo, a lo que el abanderado priista respondió: “Yo soy Jesús Alí y hablo por mí”. El distanciamiento de Granier con Alí se acentuó luego de que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, con apoyo de Benito Neme Sastré, compadre de Enrique Peña Nieto, e hijo del exgobernador Salvador Neme, designó candidato a Jesús Alí desde enero pasado. El gobernador apoyaba a su exsecretario de Salud, Luis Felipe Graham Zapata, que ahora contiende por la alcaldía del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa. De acuerdo con los resultados de una encuesta difundida por El Universal, 56% de los tabasqueños desaprueban la labor de Granier al frente de la administración estatal. Sin embargo, para la oposición, Jesús Alí no puede deslindarse de Granier Melo porque fue “cómplice” de la que considera “desastrosa” administración estatal. El candidato a diputado federal por V distrito de la coalición Movimiento Progresista por Tabasco (PRD-PT-Movimiento Ciudadano), Marco Rosendo Medina Filigrana, dijo que hace seis años el coordinador de campaña de Granier era el exdirigente estatal del PRI, Adrián Hernández Balboa, mismo cargo que ahora ocupa con Alí de la Torre. “Misma persona, misma estrategia, misma simulación, misma burla al pueblo de Tabasco”, fustigó. Recordó que Alí de la Torre, como diputado local, al inicio de la administración de Granier Melo, en 2007, fue cómplice del endeudamiento de Tabasco, al aprobar, con el resto de la bancada del PRI, un préstamo de 4 mil millones de pesos de Banorte al gobierno del estado para supuestas obras de reconstrucción por la inundación de ese año. Pero, diez meses después, se devolvieron 2 mil 500 millones porque “finalmente no eran necesarios”, lo que provocó un quebranto patrimonial al estado de 140 millones sólo por apertura de crédito e intereses. Además, aprobó las cuentas públicas de 2007 y 2008 de Granier Melo y, en 2009, el gobernador lo hizo candidato y alcalde de Centro (Villahermosa), de donde brincó como abanderado al gobierno de la entidad. Medina Filigrana también recriminó que ahora Alí de la Torre entregue miles de tarjetas denominadas La Choca para hacerlas válidas con depósitos de 500 y mil pesos mensuales en efectivo si gana los comicios, un programa similar al Te da Más que puso en práctica Granier en campaña en 2006 para otorgar pensión a madres solteras, ancianos y discapacitados. El programa se mantuvo tres años y, pasados los comicios intermedios de 2009 para elegir alcaldes y diputados locales, el gobierno eliminó el Te da Más. “Ahora Alí habla de que sí van a instrumentar los programas sociales, con Granier tuvieron esa oportunidad y lo hicieron mal. Crearon programas sociales con fines electoreros, pues lo único que les interesaba eran los votos y, una vez pasadas las elecciones del 2009, los borraron”, cuestionó. “Jesús Alí representa la misma corrupción granierista. Como diputado nunca cuestionó al gobierno del estado y aprobó que Granier endeudara a Tabasco”, reiteró.

Comentarios