Candidato del PAN al gobierno de Guanajuato se regodea de su credo

jueves, 3 de mayo de 2012
CELAYA, Gto., (apro).- El candidato del PAN a la gubernatura, Miguel Márquez Márquez, se reunió hoy con el obispo de Celaya Benjamín Castillo Plascencia, apenas tres días después de que subió al monumento de Cristo Rey del Cubilete en una cabalgata. Además, recientemente se “filtró” también a algunos medios locales una fotografía que da cuenta de un encuentro privado del candidato panista y su familia con el Papa Benedicto XVI, durante la visita que éste realizó al estado a fines de marzo. En entrevista para un noticiero radiofónico de Celaya, Márquez Márquez defendió estas actividades pues, sostuvo, tiene un credo y no será “una veleta en materia religiosa”. “Estamos en el siglo XXI, la Conferencia del Episcopado Mexicano tuvo a todos los precandidatos, no debe haber prejuicios”, pidió el aspirante a gobernador. Márquez Márquez sostuvo el encuentro con el obispo Castillo Plascencia y un grupo de sacerdotes en forma privada. El domingo 29 encabezó una cabalgata al monumento religioso del Santuario de Cristo Rey de la Montaña, en el Cubilete, acompañado por los dos candidatos del PAN al senado, aspirantes a diputados y varios de los candidatos a las 46 alcaldías, los cuales, por cierto, aún no estaban en campaña oficial según los tiempos fijados por el Instituto Electoral del Estado. Márquez portó una bandera de México, y a sus costados iban dos jinetes con un estandarte de Cristo Rey y una bandera de Acción Nacional. Hoy, luego de su encuentro con el obispo y sacerdotes de la Diócesis de Celaya, el candidato a gobernador fue entrevistado sobre el tema en un noticiero radiofónico local. En ese espacio0 rechazó que esté utilizando los eventos religiosos a manera de promoción a su imagen. Presumió: “siempre estaré firme en mis principios y convicciones y respetaré las de los demás…el día que sea una veleta no sirvo para nada”. Márquez Márquez se dijo un asiduo visitante al Monumento a Cristo Rey. “Que digan que jamás he ido a Cristo Rey o jamás he ido a misa es algo extraño. Es algo inherente en toda mi vida, no puedo renegar ni traicionar mis principios”. Sin embargo, aseguró que de llegar a la gubernatura, “jamás impondré alguna doctrina o algún credo. Eso lo respetaré siempre”.

Comentarios