Ocultaron en Jalisco estudio sobre contaminación en río Santiago: Greenpeace

jueves, 31 de mayo de 2012
GUADALAJARA, Jal. (apro).- La Comisión Estatal del Agua (CEA) ocultó a la sociedad un estudio elaborado por el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA), que da cuenta de la existencia de alrededor de mil 90 compuestos –entre ellos arsénico– en el afluente del río Santiago, denunció Greenpeace. En rueda de prensa, Gustavo Ampugnani, director general de campañas de Greenpeace, afirmó que los compuestos hallados están muy por encima de lo que marcan las normas oficiales mexicanas en la materia. Destacó en particular la presencia de arsénico, un metal que resulta sumamente venenoso si se es expuesto a periodos prolongados. Ampugnani resaltó que el documento es una actualización del Estudio y Calidad del Agua del río Santiago –que va Lago de Chapala hasta la presa Santa Rosa—mismo que se realiza desde de 2009 y va en su tercera etapa de un total de cuatro. En el estudio, Greenpeace encontró una relación de las industrias que arrojan sus contaminantes al río, así como un mapa de zonas de riesgo para la población. Ampugnani afirmó que entre el 87 y 94% de las empresas involucradas incumplen al menos una de las normas oficiales mexicanas. “Nos habla de la presencia de arsénico. Si ustedes recuerdan hace unos meses estuvo Calderón aquí en el estado de Jalisco y declaró abiertamente que no había presencia de arsénico en el río Santiago. Este estudio desmiente esas declaraciones”, acusó. El coordinador de campañas de Greenpeace dijo que accedieron al estudio a través de una solicitud de Acceso a la Información Pública, y aunque en una primera respuesta el organismo estatal se negó a entregarlo, a través de un recurso de revisión, el IFAI ordenó que se les entregara. “Este estudio demuestra que el Estado Mexicano tiene la capacidad para saber quien está contaminando los ríos de México y tiene capacidad para decirnos que hay en los ríos en materia de sustancias tóxicas”, abundó. Agregó que el argumento que ofreció el IMTA para negarse a entregar el estudio fue que “divulgar la investigación provocaría una ventaja competitiva frente a terceros”, es decir que una empresa estaría en posición de conocer sus agentes contaminantes y los del resto de sus competidores. Según el IMTA, esa información permitiría a las empresas denunciar a sus competidores y al mismo tiempo corregir o modificar los contaminantes que estuvieran vertiendo en el río. La revelación del estudio tuvo impacto entre organizaciones no gubernamentales como el Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario (Imdec) que ha buscado una remediación a la polución del río Santiago. María González Valencia, directora de Imdec señaló que en verdad pensaban que las autoridades no tenían capacidad de hacer un estudio de esta envergadura porque siempre les habían dicho que no tenían los recursos. Por su parte, Enrique Enciso, de la organización civil Un Salto de Vida AC, y quien vive en El Salto –el municipio de la Zona Metropolitana de Guadalajara más dañado por la contaminación–  expuso que se calcula que las empresas que están asentadas en el corredor industrial tienen ganancias por arriba de los 14 mil millones de dólares, pero a costa de la destrucción de un pueblo.

Comentarios