Exigen al gobierno de Gabino Cué esclarecer asesinato de comunero

martes, 12 de junio de 2012
OAXACA, Oax. (apro).- El dirigente de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Carlos Beas Torres, denunció que el comunero Eduardo Feliciano Reyes fue emboscado y asesinado por un grupo de cinco sujetos de filiación priista en la comunidad de Los Valles. Señaló que el asesinato del comunero, ocurrido la víspera, se dio por un conflicto interétnico entre los pueblos mixe de San Juan Mazatlán y zapoteco de Santo Domingo Petapa, y podría convertirse en un problema de ingobernabilidad si el gobierno de Gabino Cué no actúa de manera inmediata. Beas Torres consideró que “por la débil, errática y parcial intervención de la Secretaria General de Gobierno, que se ha conformado con administrar el conflicto interétnico, ha escalado la violencia, que de no atenderse con prontitud podría llegar a un enfrentamiento”. La Ucizoni exigió al gobierno del estado el esclarecimiento de este nuevo crimen y el castigo para los autores materiales e intelectuales, entre los que presuntamente estarían cinco vecinos del Platanillo, perteneciente a Santo Domingo Petapa, a quienes se liga con el presidente municipal Omar Espinoza. De acuerdo con Beas Torres, en el año 2007 las autoridades del núcleo rural Los Valles, perteneciente al municipio de Santa María Guienagati, iniciaron el procedimiento de segregación municipal para incorporarse al municipio de San Juan Mazatlán, que se concretó el 11 de noviembre de 2010, cuando se publicó en el periódico oficial. La segregación fue provocada por la falta de atención del municipio de Guienagati (zapoteca) hacia la comunidad de Los Valles (mixes), donde la mayoría de los vecinos apoyaron dicha acción, pero un grupo de 15 familias estuvo en desacuerdo. Aunque Los Valles pertenecía administrativamente a Guienagati, agrariamente formaba parte de Santo Domingo Petapa, y ese fue el motivo que generó el conflicto con San Juan Mazatlán mixe. Durante los últimos cinco años, el grupo inconforme, auspiciado por el municipio de Guienagati, se negó a cumplir con los tequios, acuerdos de asamblea y cooperaciones, lo que generó constantes discusiones y disputas verbales y, por tanto, un clima de confrontación. Esta situación hizo crisis el 3 de marzo de 2012, cuando los señores Severino Sánchez, Rodolfo Sánchez, Miguel Reyes, Jacinto Ignacio, Juan Sánchez, Roberto Sánchez, Gaudencio Sánchez y Gabino Reyes fueron descubiertos pescando en el río del pueblo, hecho que está prohibido por acuerdo de la comunidad. En esa ocasión el secretario municipal se acercó a pedirles de manera pacífica que dejaran de pescar en dicho lugar, pero en respuesta recibió un disparo a la altura del abdomen y a uno de sus acompañantes lo hirieron con una navaja en la mano al tratar de defenderse. El conflicto se agravó cuando policías municipales de Santo Domingo Petapa irrumpieron violentamente en Los Valles, amenazando a los vecinos. Tras ello retuvieron al alcalde de San Juan Mazatlán, Bonifacio Vásquez, y al síndico municipal.

Comentarios