Estudiantes exigen renuncia de rector de la Universidad de Colima

jueves, 7 de junio de 2012
COLIMA, Col. (apro).- Decenas de estudiantes de la Universidad de Colima mantienen un plantón frente a la rectoría de esa institución educativa, para exigir la renuncia definitiva del rector con licencia Miguel Ángel Aguayo López, quien se encuentra en campaña para buscar una diputación federal por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI). En su pliego petitorio, demandaron la creación de una nueva Ley Orgánica, debido a que la actual es “arcaica y obsoleta, ya que el gran número de lagunas o imprevistos que contiene se prestan para la manipulación y la conveniencia de algunos grupos de poder” y permite el manejo del Consejo Universitario “bajo normas antidemocráticas y autoritarias”. Asimismo, exigieron autonomía y respeto a los estudiantes en el nombramiento de sus representantes en las escuelas y facultades, a la vez que expresaron su rechazo a la intromisión de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC), cuyo presidente, Fernando Mancilla Fuentes, es suplente de Aguayo López en la candidatura a la diputación federal. A finales de marzo, el rector Miguel Ángel Aguayo solicitó una licencia para separarse del puesto temporalmente, plazo que se venció el 25 de mayo, por lo que, según el periódico oficial de la casa de estudios, el sábado 26 se presentó en sus oficinas, donde entregó una nueva licencia a partir del lunes 28 de mayo. En una charla, el encargado del despacho de la rectoría, Ramón Arturo Cedillo Nakay, aseguró a los estudiantes que la ausencia del rector Miguel Ángel Aguayo se encuentra apegada a la Ley Orgánica de la institución, y aseguró que esa situación no ha trastocado la vida académica. Jorge Alberto Andrade Sánchez, estudiante de la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima, argumentó que el artículo 30 de la legislación universitaria sólo permite una separación del rector por un plazo máximo de 60 días, y a la fecha Aguayo López ya ha estado separado 67 días, por lo que el encargado del despacho tendría que convocar a sesión del Consejo Universitario para que éste nombre un rector interino. Ante el plantón de protesta, la Universidad de Colima emitió anoche un comunicado en el que señaló que “los jóvenes tienen todo el derecho de manifestarse en las instalaciones de nuestra casa de estudios, porque es convicción institucional abogar por el respeto irrestricto a la libertad de expresión y de manifestación de las ideas, siempre en el marco del cumplimiento de la normativa universitaria”. Sin embargo, sostuvo que “en ningún momento la separación temporal del encargo de Miguel Ángel Aguayo López es un acto ilegal”, pues por decisión personal y para ajustarse a criterios de equidad “decidió pedir licencia de la rectoría para contender a un cargo de elección popular, apegado a las disposiciones de la Ley Orgánica de la Universidad de Colima y al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe)”. Además, aclaró que “la licencia del rector no afecta ni ha afectado la buena marcha de la Universidad. Los derechos de los universitarios están cien por ciento garantizados y todo continúa funcionando de manera normal en nuestra casa de estudios”. No obstante, los manifestantes denunciaron que durante la primera noche que pasaron plantados frente a la rectoría, la institución suspendió la señal inalámbrica de Internet, además de que este día anunció que “por mantenimiento” continuarán los cortes del servicio durante las noches siguientes y el fin de semana. A través de un comunicado, el MED advirtió que la protesta concluirá en el momento que sean atendidas sus demandas, y apelaron al “sano juicio y a los valores éticos” de los medios de difusión para informar sobre el movimiento. En las primeras horas del plantón, los estudiantes inconformes –agrupados en el Movimiento Estudiantil Disidente (MED)– recibieron el apoyo del movimiento “Yosoy132” Colima y de la agrupación ambientalista Bios Iguana. La tarde de este jueves, Bios Iguana envió al MED “un fraterno saludo por su esfuerzo de transparentar y reorientar el sentido de interés público de la universidad, que actualmente limita el libre ejercicio”, para que la casa de estudios no sea utilizada como “trampolín político” por “una camarilla de caciques” “al servicio de los intereses del capital global y de las empresas trasnacionales que destruyen el medio ambiente”. Bios Iguana ofreció a los estudiantes que desde afuera de la Universidad “vigilaremos que no sean agredidos y estaremos atentos al desarrollo de su movimiento”.  

Comentarios