Familiares de Agustín Chavarría piden a Calderón investigación imparcial

jueves, 19 de julio de 2012 · 21:18
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Familiares de Benito Agustín Chavarría, preso en el penal federal de Tamaulipas por presuntos vínculos con el narcotráfico, hicieron un llamado al presidente Felipe Calderón para que ordene una investigación con “justicia, legalidad e imparcialidad” en torno del caso. Los parientes del sobrino del extinto presidente del Congreso local, Armando Chavarría Barrera, informaron que la situación jurídica del inculpado se definirá dentro de dos días, luego de lo cual el juez federal debe dictar auto de formal prisión o de libertad. Agustín Chavarría fue detenido el pasado domingo 8 en esta capital, durante un operativo realizado por agentes federales con apoyo de infantes de Marina. Junto con el sobrino del extinto dirigente perredista fueron detenidos una mujer y dos hombres, entre ellos Mario Ronces Pérez, El Chepo, de 37 años, quien fue identificado por las autoridades estatales como el jefe de una célula delincuencial al servicio de “Los Rojos” y quien operaba en el poblado de El Ocotito, municipio de Chilpancingo de los Bravo. Los cuatro detenidos enfrentan cargos por los delitos de homicidio, contra la salud, portación ilegal de arma de fuego, extorsión, robo de autos y delincuencia organizada, según reportes oficiales. En conferencia de prensa, la tía del inculpado, Mirna Chavarría Barrera, narró este jueves los momentos previos a la detención de su sobrino y las otras tres personas, quienes –añadió– se encontraban departiendo en un departamento ubicado al oriente de esta capital, cuando irrumpieron los infantes de Marina. Chavarría Barrera mencionó que su sobrino es estudiante del Instituto Tecnológico de Chilpancingo (Itech), donde cursa el octavo semestre de la licenciatura en Ingeniería, y que trabajó en el Instituto Electoral del Estado de Guerrero (IEEG). “Como joven (Benito Agustín Chavarría) desarrolla una vida social con asistencia a fiestas y lugares frecuentados por jóvenes”, expresó. Detalló que el pasado domingo 8 su sobrino estaba haciendo un trabajo escolar y le pidió dinero a su mamá (Azucena Chavarría) para sacar unas fotocopias, por lo que salió de su casa ubicada en la colonia Villa Silvestre, al poniente de esta capital. “En la calle se encontró a Geovany Arroyo –otro de los detenidos–, quien le invitó una copa en el bar Kingfishers, ubicado en el centro comercial Galerías Chilpancingo. Ahí se incorporaron otros amigos y se trasladaron a un departamento ubicado en la colonia El Tomatal, donde posteriormente fueron detenidos durante un operativo federal”, indicó. Añadió que fue hasta el miércoles 11 cuando la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) confirmó la detención de Agustín Chavarría y el presunto jefe de sicarios del grupo “Los Rojos”, y ese mismo día los cuatro aprehendidos fueron trasladados a un penal federal en el estado de Tamaulipas, donde fueron puestos a disposición de un juez federal por delitos relacionados con el crimen organizado. Los familiares del detenido calificaron de “injustas” las imputaciones de la SIEDO contra Agustín Chavarría y demandaron al presidente Felipe Calderón plenas garantías para que se realice una investigación imparcial. “Es grave que a cualquier muchacho se le finquen responsabilidades de esta magnitud y no se le permita demostrar su inocencia”, expresó Mirna Chavarría, quien pidió que se analice el perfil del inculpado para que sea considerado por el juez federal que definirá su situación jurídica.

Comentarios