Demandan la salida de la Federal de Caminos en Chihuahua

martes, 3 de julio de 2012
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Los presidentes municipales de la zona noroeste de Chihuahua -- Ascensión, Janos, Nuevo Casas Grandes, Galeana, San Buenaventura y Casas Grandes--, acompañados de diputados, dirigentes de cámaras de comercio y productores exigieron la salida de la Policía Federal de la región. Aseguraron que los agentes federales que vigilan los caminos de la zona noroeste del estado cometen abusos generalizados, someten a automovilistas y a transportistas. “Les pedimos de forma respetuosa que se retire a la mayor brevedad posible la Policía Federal (Caminos) del noroeste de Chihuahua”, se lee en un comunicado que enviaron al comandante Julio Alberto García Hernández, encargado de dicha corporación en Nuevo Casas Grandes, y que circularon anoche, luego de que los agentes citaron a los inconformes a una reunión en la que dirimirían sus diferencias, pero a la que ninguna autoridad se presentó. En entrevista, el líder de la comunidad mormona de Galeana y exintegrante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Julián Lebarón, señaló que la policía federal está utilizando su arma y su placa para quitarle dinero a la gente de esa región, “con alevosía y ventaja”. “Se portan con la gente como los dueños de camino, con ese nivel de abuso y desprecio especialmente con la gente pobre, les cobran cuota a los transportistas que llevan gente a desyerbar. Llegan a quitarles hasta 10 mil pesos y la gente no soporta más, ya no les queda nada de lo que producen. Es la queja de toda la región”, dijo Lebarón, quien especificó que no encabeza el movimiento pero apoya a los productores porque le pidieron ayuda para difundir la postura. El pasado 27 de junio decenas de representantes municipales y productores –entre ellos varios miembros de la familia Lebarón— realizaron una caravana para exigir el cese de las extorsiones y cuotas que esos agentes imponen. Sin embargo, los acuerdos no se cumplieron. En el comunicado dado a conocer a la población señalan: “Hemos llegado a la conclusión de que es mejor encargarnos nosotros mismos de la seguridad de los caminos que comunican a nuestra región. Es un hecho notorio que la gente de nuestras comunidades tiene intereses intrínsecos en la paz y la prosperidad de la región, y por tanto, no se puede esperar que esos intereses legítimos puedan ser bien protegidos por aquellos policías que actualmente dirigen su presencia aquí y que nadie conoce ni se sabe de dónde son.” Asimismo, indican que el daño causado por la corporación Federal a toda la región es “irreparable”, que la gente les perdió la confianza por lo que piden que sean chihuahuenses y delegados de la población local quienes se encarguen de la seguridad de los caminos de esa región. “Nunca más queremos ser infraccionados, incautados ni detenidos por personas investidas de poder y autoridad que no respondan directamente a nuestras comunidades por sus actos, prácticas o apoyo policial a otras autoridades”, indican en el comunicado en el que invitan a los agentes federales a visitar a las comunidades y les dicen que serán bienvenidos si trabajan con respeto. Entre los firmantes se encuentran el diputado Alejandro Lebarón, así como los alcaldes y los representantes de Canaco, Canacintra y Coparmex.

Comentarios